VAN POR LA REDUCCIÓN DE SUELDOS Y FINALIZACIÓN DE LOS TORNEOS

El diario deportivo Olé bajó el título de «Fuerte ajuste de botines» trae una interesante nota sobre lo que piensan los dirigentes del futbol argentino. La transcribimos.

Hay cuarentena, pero la AFA se mueve. Los dirigentes están nerviosos. La salud es lo primero, sí, pero la economía desvela al mundo fútbol. Por eso, ya hay posturas que van tomando fuerza en la calle Viamonte respecto de las rebajas salariales a todos los jugadores de todas las categorías. Y existe una prioridad: moverse en conjunto para que el alcance de la medida pueda ser bancado. Sobre todo porque se espera que Futbolistas Argentinos Agremiados salga con los tapones de punta cuando estalle la bomba.
Vayamos por partes. La Superliga y el Ascenso tienen números muy disímiles, pero trabajarán en conjunto ante la crisis que provoca la pandemia. En la máxima categoría es casi un hecho que no se retomará la Copa Superliga y se suspenderán los descensos, por lo que los clubes tendrían que pagar hasta junio, cuando finalizan la mayoría de los contratos, aunque no haya más fútbol.
En esa calesita, los dirigentes piensan moverse en bloque y descontar porcentajes importantes de los sueldos de los jugadores. Cada caso se estudiará de manera particular, pero una de las propuestas que se piensa, pasada a números, sería así: un jugador que cobra 150.000 pesos por mes, perdería el 15%; otro que gane 300.000, un 30%, por ejemplo. Y así, a medida que crezca el monto, crecerá el porcentaje de quita.
A tal punto está complicado el tema que un jugador de elite le contó a Olé que “por lo que sé, si hay rebajas sería lo menos complicado. Una de las propuestas es directamente no pagar los meses no trabajados”. ¿A qué se refiere? A lo que se está pensando en los clubes del Ascenso…
Las charlas entre los dirigentes de las categorías menores con Chiqui Tapia son cada vez más frecuentes. La mayoría quiere que la AFA dé por terminados de manera urgente todos los campeonatos para no tener que cubrir los meses de mayo y junio. Como entre el 10 y el 15 de abril entrará el dinero por los derechos televisivos en todos los clubes (Primera y Ascenso), los salarios de marzo y de abril podrían garantizarse en la Segunda categoría. Pero la idea es que se den por terminados de manera oficial los torneos para no tener que pagar más hasta la próxima temporada. Incluso, muchos hablan de poner para los meses de marzo y abril, sobre todo en la PN, un sueldo tope de entre 60.000 y 70.000 pesos.
La mano viene dura. “Con Agremiados hubo un acercamiento de parte de Chiqui y le dijeron que la AFA debería pedir un crédito para hacerse cargo de los gastos de fútbol”, contó un dirigente de buena relación con Tapia. Y amplió: “No tenemos ninguna otra opinión de parte del gremio, siempre espera a que estallen los conflictos para actuar. Hoy te dicen que están pendientes de la salud, no de lo económico. Y cuando tomemos medidas van a saltar con situaciones problemáticas”.
Sea como sea, los jugadores están en diálogo permanente con sus representantes para ir visualizando el futuro. Por ejemplo varios de los que viven en Europa ya les informaron a sus agentes que les aplicarán una rebaja salarial. Por eso buscan, más allá de estar atentos a los desastres que viene provocando el coronavirus, una asistencia legal para ver hasta qué monto sería justo resignar en esta terrible situación.

De este lado del Atlántico, Matías Caruzzo, de Argentinos Juniors, reflexionó: “En este momento me parece un despropósito que se esté hablando sobre los salarios y los clubes. No es momento. Hay gente que la está pasando muy mal”..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *