ROCAMORA sin nada que lamentarse

Rocamora se despidió en la noche del viernes de esta edición de la Liga Argentina con un gran partido, acorde a la de mejor actuación en lo que lleva en la categoría.

Tal como aconteciera el miércoles; fue un gran partido el que brindaron Rocamora y Platense y que se definió para el que mejor hizo las cosas en el final aunque, Rocamora, a pura garra también lo pudo ganar porque tuvo dos chances en el final para ello. Pero fue 75-73 para la visita que así se clasificó a las semifinales de la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol.
Alejandro Pappalardi fue el mejor de la noche con 18 puntos y 7 rebotes, y Manuel Olocco lo hizo en local con 15 y 9 respectivamente.
El partido fue muy parejo; con Rocamora mandando en el comienzo pero rápidamente emparejado por la visita por lo que se fueron al descanso largo igualados en 41.
En el tercer cuarto Platense sacó una pequeña ventaja hasta que llegó una de las polémicas principales de la noche: sobre la chicharra Araujo convirtió un triple convalidado por los jueves Martinetto y Moral. El Cholo Vázquez se puso loco pidiendo 24 segundos y Moral le cobró técnico. El árbitro Chiti decidió rever la jugada y terminó anulando el triple y, en consecuencia, el técnico al entrenador Calamar.
Esa acción terminó por desencajar a un Rocamora que a continuación quedó 11 abajo. Un par de inspiraciones de Mauro Araujo dejaron a Rocamora tan sólo 7 abajo: 58 a 51 para la visita.
Platense siguió siendo más e ingresó a los últimos 4 minutos ganando por 11 y su solidez hacía presagiar un final tranquilo. Descontó el uruguayo De León pero igual se estaba lejos en el marcador y hasta en el juego.
Pero apareció Facundo Gago, primero con dos triples seguidos y más tarde con un doble tras gran mandada más bonus para dejar el partido 71-71. La gente se volvió loca en las tribunas y alentó más que nunca, Pais castigó de tres pese a un tiro apurado por el reloj y bastante incómodo. La suerte parecía sonreirle a la visita. A la vuelta de un minuto Olocco descontó (73-74). Platense perdió la ofensiva por 24 segundos, con 15 segundos por jugar Gago cargó contra el aro y Essengue lo tapó. Del otro lado Lugrin erró dos libres y con 6 segundos por jugar Gago fue otra vez y con la marca de Goldenberg no pudo terminar en gol la bandeja. Increíble.
Con cuatro décimas por jugar el propio Goldenberg anotó un simple para que Platense se lleve el partido, el festejo y la clasificación a semis. Rocamora tuvo sus oportunidades y no pudo aprovecharlas para ponerle fin a una gran campaña. Así lo entendió su público y o despidió de la mejor manera: con una ovación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *