CUCU: QUE LOS ÚLTIMOS RESULTADOS NO TAPEN UNA GRAN TEMPORADA

Para el CUCU está terminando otra temporada en el rugby pero esta no es una más pese a que los resultados del final parezcan decir lo contrario.

El equipo de nuestra ciudad, tras varios años de ganar el Provincial de la Unión Entrerriana de Rugby (UER), de «aburguesarse» lo que lleva al desánimo por la falta de competencia en un torneo que se ganaba casi «caminando».
Pero, a principio de esta temporada, llegó la justicia para el lado de la Costa del Río Uruguay y el equipo de nuestra ciudad pudo participar del Nivel III en el Torneo Regional del Litoral (TRL) junto a equipos de las Uniones de Santa Fe y Rosario.
Una competencia en la que los dirigidos por Nelson Vence dejaron bien en claro que estaban a la altura de las circunstancias y compitieron de igual con sus rivales, ganando y perdiendo pero siempre dando batalla. Esto lo llevó a clasificar entre los cuatro primeros para, con los cuatro últimos del Nivel II luchar por la posibilidad del ascenso.
Tras un buen comienzo todo se fue complicando; por la jerarquía, mayor experiencia y estructura de sus rivales y, principalmente, por el reducido plantel con el que se cuenta que se fue «minando» a medida que pasaba el torneo. Lesiones, cansancio y todo lo que traje un torneo de largos viajes que se afrontan en el mismo día agregando a esto que el CUCU es el que más kilómetros recorre de todos los participamtes. Esto trajo aparejado resultados muy adversos en los últimos partidos lo que parecen querer opacar lo que ha sido una enorme campaña en una nueva categoría.

El sábado, en su propio campo de juego el Jockey Club de Venado Tuerto lo derrotó por 68 a 5, en otro resultado muy abultado y que demuestra el crecimiento de uno y el decaimiento del otro. Recordemos que, en la fase regular del torneo, el CUCU le ganó a quien es hoy el único equipo del Nivel III que tiene posibilidades de luchar por el ascenso y todo apunta a que se lo conseguirá.
Pero, y esto lo reconocen hasta los propios integrantes del CUCU, pensar en un ascenso hoy por hoy es algo improbable. No sólo por las diferencias existentes entre los equipos del Nivel II sino también por las exigencias que se deberían cumplir en esa competencia. «Por lo pronto tendríamos que tener una pre-reserva lo que ya nos haría viajar con 3 categorías en cada partido» nos comentaba el sábado Nacho Martínez Uncal.
«Además -sigue diciendo uno de los referentes del CUCU- tendríamos que mejorar la infraestructura del club, quizás los accesos, sólo como algunos de las cosas en la que deberíamos trabajar».
Es otro nivel, otras exigencias y para eso se necesita, como prioridad, agrandar la base de jugadores para tener mayores opciones y no tener que andar sufriendo como en cada viaje de esta temporada para poder conformar los equipos.
Queda un partido, será el 28 de este mes, donde se tendrá que visitar nada menos que a Alma Juniors el club de Esperanza que lidera el torneo y seguro mantendrá su categoría de equipo del Nivel II. Cualquier resultado que allí se obtenga y la posición final que se ocupe nada podrá cambiar lo que ha representado esta temporada para la gente del CUCU que largamente cumplió con el objetivo fijado a principio de temporada que era conservar la categoría.
Había que jugarla para saber dónde se está ubicado; que se tiene y que es lo que falta. Conocemos la capacidad de trabajo de este grupo y de ahí que confiamos que volverán el año próximo con el espíritu renovado y con ganas de seguir creciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *