VOLVER SIN PÚBLICO, SÓLO PARA UNOS POCOS

El fútbol argentino analiza volver a la actividad. Agosto parece ser la fecha para el retorno a los entrenamientos. Octubre para la competencia.

La pandemia paralizó al mundo; el deporte no estuvo ajeno a eso y de ahí que desde mediados de marzo se paralizó todo en nuestro país. De a poco han vuelto algunas actividades, principalmente en el interior del país, donde los casos son menores aunque ahora, el caos del AMBA, se está extendiendo a varias provincias como algo lógico que podía ocurrir.
Un poco tarde, pero con buen criterio, se ha permitido a los «deportistas olímpicos» volver a la competencia dentro de los hechos más elogiables de este último tiempo.
Y ahora la polémica pasa por ver qué hace el fútbol argentino. Desde la CONMEBOL se presiona para la vuelta a la competencia tanto en la Copa Libertadores como en la Sudamericana. Todo un problema para los equipos argentinos que están sin actividad desde hace más de 100 días.
Por eso es que los clubes, además de pedir al ente rector poder volver a competir en octubre y no a mediados de septiembre como se pretende; se «apura» la vuelta a los entrenamientos. Agosto puede ser la fecha para que los clubes de todo el país retornen a los entrenamientos con los protocolos necesarios. Aunque, un protocolo no es lo mismo cumplir para un equipo de SúperLiga, B Nacional o las restantes categorías del ascenso.
También se arman protocolos para que se vuelvan a jugar los torneos, aquellos que quedaron pendientes de definición, en especial los de la B Nacional, Federal A o Regional Amateur donde están en juego los respectivos ascensos.
Octubre podría ser el mes del retorno de la competencia pero, salvo que todo cambie o que aparezca una vacuna, los partidos se jugarían sin público y en ese punto, cuántos equipos pueden jugar un certamen donde se viaja mucho con enormes gastos en cada uno de ello. Además teniendo en cuenta de la cantidad de sponsors y gente que acompaña que ya no podrá hacerlo, como pensar en jugar.
En la cercanía de los equipos que compiten en el orden nacional, Gimnasia y Esgrima ya quedó libre de eso y hasta el 2021 no tendrá actividad. Mientras que Defensores de Pronunciamiento y Atlético Uruguay tienen aún pendiente competencia.

En el caso de DePro tiene pendiente su partido de Copa Argentina ante River por los octavos de final en lo que sería un sólo partido estando, además, clasificado para seguir jugando por el ascenso en el Torneo Federal A.
Yari Gurnel, el referente del equipo que dirige Hernán Orcellet, que la expectativa de DePro es grande pero dependiendo, entre otras cosas, de que continúe la Ley del Deporte y el aporte de la provincia. Pero igualmente se le hace complicado seguir en el Federal A si se juega sin público.
Lo de la Copa Argentina es por demás atractivo pero se tendrá que rearmar el equipo para jugar un partido que podrían ser más si se supera a River algo complicado en una competencia totalmente desigual aunque se tratan sólo de 90 minutos y hablando de fútbol, donde sabemos muchas cosas pueden pasar.

Por el lado de Atlético Uruguay está dentro del lote de 96 equipos que pueden volver a la competencia en el Torneo Regional Amateur buscando uno de los ascensos que tiene esta categoría al Federal A. Al respecto fue claro su presidente, Leandro Clapier, sosteniendo que «Atlético intenta estar siempre presente en estos torneos pero no podemos dar un paso en falso sin, mínimamente, meditarlo un poco, pensarlo, y ver si estamos en condiciones. Creo que las condiciones no van a ser la óptimas, en principio va a ser sin público lo que implica que los gastos van a ser terribles; abrir una cancha $ 60.000; ya no serán viajes tan cortos lo cual implica que va haber que pensarlo mucho. Es probable que no estén los sponsors por lo que la mayoría de las cosas son negativas. Haremos, desde lo dirigencial, con los jugadores, con los técnicos, por jugarlo. Haremos el esfuerzo pero hoy sabemos que estamos muy lejos, ojalá cambie más adelante pero hoy los ingresos no alcanzan ni para mantener el club estando cerrado».
Así dadas las cosas, en estas condiciones seguramente podrán jugar los equipos de SuperlIga, algunos de la B Nacional y muy pocos del resto de las categorías.

FÚTBOL LIGUISTA
En lo que hace al fútbol nuestro de cada día, era intención del presidente liguista poder jugar «algo» esta temporada en todas las categorías, para al menos tener los campeones del 2020. Pero, sin público, todo apunta a que no pueda ser posible porque, si bien, no es mucha la gente que concurre a la mayoría de los cotejos, son ingresos que sirven para paliar los gastos de cada partido.
Así dadas las cosas el panorama para este 2020 no es para nada favorable para el fútbol argentino en general. Reiteramos, salvo que mejore mucho la situación o aparezca una vacuna que solucione todo el panorama, jugar sin público será sólo para unos pocos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *