UN BUEN GESTO PARA LA FELICIDAD DE UN ATLETA MUY ESPECIAL

Era un deseo poder sumarse al grupo de atletas ‘Celestes’. Una buena gestión lo hizo posible.

Cuando se corren las maratones siempre largan adelante y se los denomina ‘Atletas Especiales’ y el caso que nos ocupa es uno de ellos pero, principalmente, una persona muy ‘Especial’. Amigos de los amigos, compañero a morir y de preocuparse y ocuparse ante cualquier problema.
En tiempos de pandemia realizamos una nota con él, nos referimos a Oscar Niz quien, todos los sábados, se reunía con el grupo de running del club Regatas Uruguay para compartir jornadas de pedetrismo o de ciclismo.
Pero, su idea, siempre fue la de poder sumarse a los entrenamientos que este grupo realiza los días martes y jueves bajo las órdenes del profesor Martín Domínguez. Pero, eso tiene un costo, dado que los clubes pueden pagarle a sus profes con el aporte de los socios o los que concurren a cada una de las actividades que realiza. Algo que no es posible para Oscar Niz.

Oscar Niz junto a César Cousillas y algunos de sus amigos del running ‘Celeste’.

Ahí apareció Cesar Cousillas, el ‘Ruso’, para encargarse de las gestiones ante las autoridades ‘Celestes’ y el profe Domínguez, para que Oscar Niz pueda sumarse al grupo sin costo alguno. Las gestiones fueron exitosas y por estos días el Atleta Especial que es muy Especial por su generosidad y afecto que muestra día a día, pasa unas tardes geniales con sus amigos del running.
En aquella nota de plena pandemia cuando los atletas de calles pudieron volver a salir a correr un poco nos contaba sobre el grupo de Regatas que «Si es un hermoso grupo donde me quieren mucho y yo los quiero a ellos. Cuando los acompaño en bicicleta al grupo de Martina, Carina, el ‘Ruso’ y muchos más, les doy agua y les llevo mandarinas. Cargo mi mochila y salgo con ellos».

Quien puede dudar que Oscar espera los martes y jueves con mucha ansiedad.

Hoy Oscarcito es uno más y merced a un gesto que queríamos valorar porque si bien fue el Ruso quien se encargó de las gestiones y lograr que pueda sumarse; hay mucha felicidad en todo el grupo de que pueda formar parte y se lo demuestran en cada entrenamiento y él retribuye con lo que siempre aporta: ayudando en lo que pueda, preocupándose por el que falta y ocuparse mandándole un mensaje para ver si está bien. Oscar ya forma parte del running de Regatas y está feliz y, seguramente, lo veremos mucho más feliz cuando regresen las carreras de calles a nuestra ciudad y salga delante de todos.