TC: EL POPE VUELVE EN EL CORONACIÓN DE NEUQUÉN

En Neuquén, escenario del Gran Premio Coronación del TC, volverá a la competencia Próspero Bonelli tras el accidente de Rafaela y las tres fechas de ausencia.

El 8 de septiembre el autódromo «Ciudad de Rafaela» fue el escenario del terrible accidente que sufrió Próspero Bonelli que terminó sin demasiadas consecuencias más allá de los «fierros» destrozados.
En el veloz trazado santafesino contó luego «Pope» que «En el auto se cortó el flexible trasero. El pedal de freno se fue al fondo, hizo tope con la jaula. Lo único que atiné fue doblar el volante para no agarrar de lleno a alguien. No lo pude evitar».
Tras esto, además de curarse una distensión en el ligamento interno de la rodilla izquierda en el taller de los hermanos Bonelli debía repararse el auto que había quedado destrozado. Así pasaron las fechas de Paraná, San Nicolás y La Pampa con un sólo auto en os boxes del Bonelli Competición. El «Chivo» del Pope estaba siendo reparado.

Y este fin de semana el uruguayense ya se encuentra en Neuquén para volver en la última fecha del Turismo Carretera en el «Parque de la Provincia de Neuquén». Mientras los autos viajaron en el camión con el resto de los equipos; los pilotos lo hicieron en avión y ya están instalados en Neuquén.
Un enorme trabajo
Para poder estar en esta última fecha en Neuquén hubo mucho trabajo. Lo primero fue llevarlo al taller de Marcos Jackos en Buenos Aires, quien fabrica todas las estructura de los autos del TC, donde se cortó y se reparó toda la parte trasera y delantera del auto. Afortunadamente el habitáculo estaba intacto porque, de lo contrario, hubiese que haber comprado otra estructura. Una vez que se culminó con esto volvió al taller de los hermanos para realizar todo el trabajo de fibra de vidrio, chapa y pintura- Fabricar los canalizadores y reemplazar todos los elementos que se habían roto en el accidente (radiador, bomba, parte de los frenos, llantas y todo aquello que sufrió con el choque). Después fue tiempo de armar, poner los calcos. Fueron 3 meses de arduo trabajo para que este fin de semana podamos volver al «Pope» en pista buscando un buen resultado para olvidar definitivamente un año que no ha sido para nada bueno.

También en Nico
Con ese mismo objetivo estará corriendo Nico Bonelli a quien la «mala suerte» lo ha seguido a lo largo de esta temporada donde casi nunca pudo tener un buen fin de semana. En La Pampa estaba para tener una gran carrera pero otra vez los problemas lo mandaron al fondo de la grilla desde donde tuvo una gran final llegando 16º.
Más allá de esta última carrera los cañones en el equipo uruguayense apuntan a la próxima temporada donde se confía se terminará esta mala racha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *