SI NO SE ABARATAN LOS COSTOS ES IMPOSIBLE COMPETIR

Ahora el que lo pidió es nada menos que Juan María Traverso, «el Flaco de Ramallo», el más ganador de los últimos tiempos.

Juan María Traverso fue contundente al expresar «que la solución estará en que todos deberán trabajar juntos para poner en marcha las categorías con el 50% de lo que gastaron la última vez que corrieron, no hay otra. Un auto ahora tiene que costar la mitad, la situación es grave y será aún más grave».
Más claro imposible y quizás, viniendo de alguien tan importante, pueda ser que sea tenido en cuenta aunque un grupo de pilotos se están moviendo y tal es así que días atrás Hugo Mazzacane recibió un petitorio formulado por preparadores y pilotos.
«Se están tirando ideas para ver la forma de volver. Algunos puntos también los tiene que evaluar la parte técnica. La ACTC está dispuesta a hacer el esfuerzo», señaló Jonatan Castellano en Campeones.
Juan Manuel Silva, quien con una extensa trayectoria transitó todo tipo de épocas en el TC, afirmó que «el protocolo que necesita el automovilismo es reacomodar todo para ponernos acordes a la situación que estamos viviendo. El automovilismo se tiene que reinventar, nos veníamos bien y esto termina complicando más».
Se puede llegar a concretar todo esto? «Hay que reestructurar económicamente al automovilismo, pensar no solamente en la vuelta, también en un futuro. Es muy difícil bajar un 50% con el mismo reglamento, pero sí hay que trabajar en un automovilismo de acá a tres años, pensar un reglamento a futuro para abaratar elementos», analizó Silva.

Por su parte Castellano manifestó que «no creo que se pueda llegar a un 50%, tal vez a un 35%, hay que poner de todas las partes. Muchos números se elevaron con el tiempo, por ejemplo estamos pagando alrededor de $800000 al año por un servicio de tapas de cilindro, tranquilamente se podría reducir a 100000, sin dudas que hay puntos para mejorar».

¿Y POR CASA CÓMO ANDAMOS?
Concepción del Uruguay tiene varios pilotos compitiendo en el nivel nacional Los hermanos Próspero y Nicolás Bonelli en el Turismo Carretera; Agustín Debrabandere en el TC Pista y Maxi Vivot en el TC Mouras. Además, Fabricio Scatena y Brian Dodera corren en el Turismo Pista. Fabricio en la Clase 2 y Brian en la 1 donde debutó esta temporada con alentadores resultados.
Pero, para los cinco, la temporada se le cortó rápidamente y ahora están a la espera de que vuelva prontamente la competencia y la actualidad para ver dónde están parados.
Está claro que lo primero que tendrán que ver es cómo quedan, tras esta pandemia, sus respectivos sponsors; después lo que cuesta ir a una carrera para finalmente decidir si se continua con esta temporada o se apuntan todos los cañones al 2021, donde se espera que esté todo un poco más claro.
Por lo pronto, recordemos, que Próspero Bonelli ya se había ‘bajado’ de su Chevrolet a principio de temporada pudiendo el Bonelli Competición presentar solamente el Ford de Nico quien corrió las fechas del TC que la pandemia permitió.
El automovilismo no es ajeno a la enorme crisis que afronta el país con meses de incertidumbre para las empresas y pymes, que son, al fin y al cabo, los que sostienen a los equipos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *