SERGIO GUIBAUDO: «APOSTAMOS A UN CLUB FAMILIAR»

Deporte Digital dialogó con «Chinchu» Guibaudo, el presidente del CdP que crece día a día tanto en lo institucional como en lo deportivo.

Desde que comenzamos con esta idea de tener nuestra propia página de deportes era la intención cubrir la mayor cantidad de las numerosas actividades deportivas que se desarrollan en nuestra ciudad. Con la ayuda de muchos apuntamos a eso creyendo ir por buen camino y dentro de esas actividades estaba el fútbol de profesionales que el Club «Justo José de Urquiza» viene haciendo disputar ya por 20 años.
Por eso desde principio de temporada hemos estado comentando lo que pasa sábado a sábado, con nuestro estilo. De hacer conocer los resultados pero también resaltando el otro lado de la competencia, la camaradería, los extraordinarios «tercer tiempo» y otras cuestiones extrafutbolísticas de los partidos algo que, los propios protagonistas, nos hacen llegar.
Pero faltaba un detalle; lo relacionado a lo institucional y de ahí esta nota con el presidente de la institución, Sergio «Chinchu» Guibaudo quien hace dos temporadas está al frente del club tras reemplazar a Diego Charreun en ese cargo.
«Chinchu», además de presidente es jugador de los Arquitectos, equipo que viene de lograr un festejado ascenso a la categoría superior pero que, en su debut en la misma, sufrió un duro traspié perdiendo 7 a 0 ante los Docentes W.
Pero eso no parece ser problema porque el presi sostiene «que el espíritu de este torneo apunta a la confraternidad, a la amistad y que lo que suceda en el campo de juego quede ahí. Lo importante es mantener un grupo unido y que el tercer tiempo reafirme la amistad más allá del resultado que se haya obtenido en la cancha».
Al respecto Guibaudo sostiene que «nos ha costado mucho ir llegando a esto; vamos con paso firme, se ha conversado mucho con los delegados, se ha tratado de inculcar cuál es el espíritu del torneo y lo hemos ido consiguiendo más allá de no nos libra de que aparezca algún «loquito» en algún partido.
Y si el diálogo no alcanza está el tribunal de penas «en el que Reynaldo Moscatelli nos da una mano y a partir de un reglamento liguista al que le agregamos mayor severidad por lo que, el que no entiende cuál es el espíritu del torneo, lo paga con varias fechas de sanciones».
Apuesta a lo familiar
En lo que hace al club en sí Guibaudo sostiene que «estamos apostando a que el club sea cada vez más familiar; por eso hemos sumado al hóckey al club, una cancha de voleibol, otra de fútbol-tenis y una de fútbol 7, además de juegos deportivos como para que toda la familia pueda pasar el día o en el club o visitarlo cuando quiera».
Pero eso no es todo «porque también hemos construido un quincho, el que vamos agradando de acuerdo a las posibilidades, para ser utilizado durante los días de partidos pero también para alquilarlo, una vez que esté finalizado, como pelotero y a bajo costo para que sea utilizado por los socios para sus diferentes festejos».
Árbitros y técnicos

Los que también deben entender el espíritu de la competencia son los árbitros y los técnicos. «Con Darío Camargo, quien es el encargado de los árbitros, hemos hablado mucho porque deben entender que esto lejos está de ser un futbol liguista y lo han entendido más allá de los errores que puedan cometer. También tratamos este tema con los árbitros liguistas que se han sumado y han estado de acuerdo».
Respecto a los técnicos «que para nosotros son colaboradores -nos dice Chinchu- no permitimos que creen conflicto alguno reclamándole a los árbitros o discutiendo con los contrarios. Sólo pueden darle indicaciones a sus dirigidos». Clarito, el que no lo entienda es suspendido.
El presupuesto
Viendo la historia desde afuera parece ser un club al que le sobra en lo económico pero la realidad indica otra cosa aunque los gastos que nos cuenta el presidente por obras realizadas y lo que se necesita por cada fecha hace «que en esta época andemos muy justo en lo económico»-
«Es que estamos terminando de pagar el tractor para mantener el predio, pusimos luces en dos canchas, hay que comprar semilla, arena, pelotas o reponer lámparas para mantener las canchas; seguimos con la construcción del quincho; se compraron juegos deportivos; se paga un seguro para todos los jugadores; árbitros para todos los partidos; una ambulancia presente en toda la jornada por lo que, en este tiempo de tanta crisis en el país, no alcanza para más».
Pero hay ingenio en el grupo que encabeza el club y ya se han tirado algunas ideas para pasar aquellos meses sin competencia. Todo suma.
Las canchas y el predio

Lo que es un orgullo para el club son sus canchas y el estado en general del club, impecable pese a su extensión. Y en este tema Chinchu no tiene dudas que «todo es gracias al enorme trabajo que realiza Oscar «Cano» Rodríguez, quien no sólo es el custodio del club sino que se encarga de mantener el predio, que está siempre impecable al igual que las canchas, siempre diez puntos. En Cano hemos encontrado a alguien que día a día nos demuestra, con su trabajo, el cariño que tiene por el club».
Lo que se proyecta
Como queda dicho la plata no sobra pero, en la medida que se pueda, «tenemos pensado seguir con el quincho y hay proyectado unos baños y vestuarios para varones y mujeres que estarán ubicados en la zona entre la cancha hóckey y el estacionamiento».
La Comisión Directiva
Obviamente que Sergio Guibaudo no está sólo; estos son quienes lo acompañan en la actual Comisión Directiva: Andrés Perdomo (vice), Gabriel Antof (tesorero), Nicolás Chapelet (protesorero), María Victoria Davrieux (secretario) y Darío Dartuqui (prosecretario). Vocales titulares: Sebastián De La Cruz, Gisela Noemí Sack, Gerardo Hernández y Patricio Bellingueri. Vocales suplentes: Marcelo Ronconi, Facundo Punzi, Mariano Martínez y Eduardo Redsand. Federico Negri, María Laura Andrade y Martín Garrido (Revisores de Cuentas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *