SE NOS PIANTA UN LAGRIMÓN

El 1º de septiembre de 1904 fue fundado uno de los grandes de nuestro fútbol y de la provincia que hasta llegó a jugar el Torneo Nacional de 1984 algo que fue reconocido en la última realización de la entrega de premios a los deportistas del año.

Hoy la realidad dice que su dirigencia decidió no participar de la Liga Regional Amateur, que vendría a ser la cuarta categoría del fútbol argentino. Y más allá de las razones que llevaron a esto a la dirigencia a los amantes del futbol se nos pianta un lagrimón por esta ausencia.
Pero esta sección está destinada a recordar a ex deportistas destacadas y vaya que este grupo de jugadores lo fueron.
Renato Cesarini, el equipo formador de jugadores en Rosario, fue el verdugo en la edición 82/83 del Torneo Regional. Pero el Decano se toma revancha en la siguiente edición y fue justo, ante el equipo rosarino, cuando logra un lugar en el Torneo Nacional de la Primera División de ese año.
El sorteo de las zonas del Nacional determinó que Atlético debiera compartirla con dos grandes del fútbol argentino, River Plate y Huracán además de Estudiantes de Río Cuarto.
El comienzo fue alentador con el empate en uno ante los cordobeses pero después hubo que viajar al Monumental y pese a los 5.000 uruguayenses que lo apoyaron la diferencia entre el súper profesionalismo y un súper amauterismo quedó más que claro y que ese torneo no tenía demasiado significado por las diferencias existentes. Fue goleada de River pero regresamos del Monumental aún retumbando en nuestros oídos la ovación que recibió Milico Gómez por parte de todo el estadio por salir «pisando» una pelota en su misma área y rodeado de rivales.

Jorge «Milico» Gómez. Mucha jerarquía para salir jugando.

Pero aún tenía que llegar el Millo al Plazaola y ahí más de 12.000 aficionados se dieron cita para ver a un equipo que tenía en sus filas a jugadores importantes para el medio como Jorge Gómez, Carlos Horacio Velázquez, José Velázquez y un muy jovencito Héctor «Noni» Alba. Pero enfrente estaban Enzo Francescoli, Américo Rubén Gallego, Nery Pumpido y Roque Alfaro por nombrar sólo algunos.
Fue histórico y hoy, al recordarlo, duele ese presente de Atlético lejos del fútbol importante aún atendiendo las razones de sus dirigentes.

En la Fiesta del Deporte de enero se los reconoció por su labor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *