POSTERGARON LA FINAL DE LA COPA QUE NO SE JUGARÍA EN LA PAZ

La revancha entre Caballú de La Paz y Atlético Uruguay fue postergada en 7 días y no se jugará en La Paz de acuerdo a lo informado desde la Federación Entrerriana de Fútbol (FEF). Falta de seguridad es el motivo.

La FEF informó este jueves que el domingo no se jugarán los 90 minutos restantes de la serie final de la Copa Entre Ríos «Abel Martínez Garbino». Tras la victoria de Atlético Uruguay por 2 a 1 en el estadio «Simón Luciano Plazaola» el club de nuestra ciudad pidió cambio de escenario debido a algunas amenazas recibidas y temiendo por la seguridad. En principio pareció que desde la FEF se confirmaba el partido dado que se dio a conocer escenario hora de comienzo y terna arbitral.
Pero, este jueves, bajo el título de FINAL POSTERGADA el ente rector del fútbol entrerriano informó sobre la postergación y que el partido se jugará el domingo 20 en «lugar y cancha a designar».
Final postergada
El texto donde se informa sobre la suspensión dice lo siguiente: «La FEF informa que se posterga la final del Torneo «Copa Entre Ríos» que debía disputarse el día 13 de octubre de 2019. Evento que se desarrollaría en la cancha del Club Patronato de la ciudad de La Paz. Motiva esta determinación, la notificación recibida de Seguridad Deportiva de la Departamental de Policía de La Paz quien manifiesta que no estaba en condiciones de dar conformidad en la seguridad de las instalaciones y habilitación de dicho campo de deporte. La misma se reprograma para el domingo 20 de octubre del corriente año. En lugar y cancha a designar».
Enojo en Caballú
El club de La Paz contestó desde su página de facebook AGUANTE EL CABA (Club Atlético Caballú, La Paz, Entre Ríos) diciendo que
«Los intereses oscuros de algunos aplacan la ilusión de los que menos tienen.»
A nuestro pesar, comunicamos que el partido, de la final de la Copa Entre Ríos, ha sido suspendido por el Jefe Departamental de la Policía, justificando la suspensión por cuestiones de seguridad.
Evidentemente, detrás de un apriete político, nos quieren quitar la localía, la que nos corresponde por derecho según el reglamento de este torneo.
Cuando hubiese tenido que ser una semana, en que solo se debía pensar en entrenar y planificar un buen partido para la final, nos han puesto en desvelo amedrentándonos con la posible suspensión. Que así se dió.
Somos víctima de la corrupción.
El Club Caballú y su equipo de primera división han trabajado y participado con honestidad y sacrificio. No es justo lo que nos está pasando.
Estaremos informándoles lo que suceda de ahora en más.
Hoy más que nunca apoyemos al Caba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *