PASEN, VEAN, LEAN Y COMPARTAN; VOLVIERON LAS ‘KEWAN’

En tiempo de cuarentena colaboraron muchísimo con la página. Le debíamos estar cuando volviesen a entrenar. Ocurrió hoy.

El hóckey sobre césped siempre ha sido un jeroglífico difícil de descifrar y por ende complicado poder cubrir su información. Sólo la magnífica página de Martín Monzón (entrehockey.com) hacía posible tener alguna mención pero todo era complicado porque los equipos pueden jugar en dos Asociaciones y rescatar informes de otro lado se dificulta. Pero llegó la cuarentena y con ello la falta total de actividad deportiva que es lo que cubre gran parte de nuestra página. Ahi surgió la idea de ver qué hacían los deportistas en ese tiempo y con ello llegó la trivia denominada «Los deportistas nos cuentan cómo pasan la cuarentena». Buscamos que la mayor cantidad de actividades deportivas estén representadas y así más de 300 deportistas, de todos los niveles, pasaron por nuestra página.
Pero seguíamos teniendo el problema del hóckey donde apenas conocíamos un par de jugadoras; una de ellas, Erika Sosa, nos abrió las puertas porque, primero nos dijo «nota a mí?, si sólo soy una madre que juega al hóckey» y como ese es el espíritu con la que hicimos la página con Sabrina Antonín entendimos que era la clave de «meternos» en el hóckey y poder brindarle a nuestros lectores todo lo que hacen los deportistas de elite pero también aquellos totalmente amateur que todo lo hacen en base a esfuerzo y con el sólo fin de sentirse bien al final de cada competencia.
Si algo faltaba para comprobar que estábamos ante alguien que había comprendido lo que perseguimos con la página lo supimos al ver lo que puso al compartir la nota de face con este texto «Hermosa nota de Deporte Digital !! Lean todo y busquen la perlita los Scaglioni- Sosa y el salto a la Fama ! Pasen – Lean y compartan».
Y Erika fue el puente que nos unió a un hermoso grupo que respondió a nuestra consigna con toda la onda; muchas de ellas profesionales en su vida particular pero totalmente amateur a la hora de entrenar y jugar divirtiéndose, porque eso es para las ‘Kewan’ (grito indio que significa fuerza), el equipo del Club de Profesionales, su paso por el hóckey. Así se fueron sumando Antonella, Julieta, Meli, Lucía, Vicky, Marita y seguro hubiésemos contado con muchísimas más de haber continuado la consigna; todas con la misma onda y predisposición.

Ya las ‘Kewan’ eran amigas de la página y con ello fuimos conociendo, además, algunas historias que nos acercaron Pirincho Hernández de Apolo Fútbol 5 o el Colo Martínez Piñón cuando decidieron cambiar los palos por las raquetas y transformaron el Gimnasia T.C. en una pista de baile en lugar de un complejo de tenis. Qué decir de esto, solamente que ojalá ese espíritu puedan transmitírselo a las chicas que vienen en el club.

VOLVIERON UNA TARDE
Y un día volvieron a entrenar en la cancha sintética municipal y por todo lo que contamos no podíamos estar ajeno a ello y las acompañamos y en su nombre nos ponemos felices por la vuelta a los entrenamientos de todo el hóckey de la ciudad. Y en este agradecimiento también incluímos a Natacha Barragán de Regatas Uruguay; Fabia Díaz del Jockey Club; Lucía Godoy del República de Italia o Romina Escobar Moral y Jesi Taborda de Parque Sur quienes también hicieron su aporte en tiempo de encierro.
Y la calurosa jornada uruguayense fue testigo del retorno a los entrenamientos del equipo del Club de Profesionales (CdP). La cita era a las 15:00 y cada equipo tiene 45 minutos para entrenar en la nueva cancha sintética de nuestra ciudad.
Pero entre la entrega de las declaraciones juradas, las selfies, los cuentos, ‘los mismos chistes de siempre’ y la falta de entendimiento de los ejercicios que le daba la profe Nato (que por otro lado no eran tan difíciles de entender) el tiempo se pasó rápido. Pero nada de eso importaba dado que la felicidad de volver a una cancha; de volver a pegarle a la bocha, superaba todo. Para entrenar pensando en los próximos torneos donde volverán a la elite del hóckey ya habrá tiempo, hoy era tiempo de disfrute. Hasta el profesor del trabajo físico (Martín Pinilla) llegó muy tarde y sólo hizo acto de presencia.

PLENA FELICIDAD
Para saber qué había significado este retorno consultamos algunas de las jugadoras del CdP quienes coincidieron en decir que fue pura felicidad volver a entrenar luego de casi 8 meses de inactividad dado que en febrero, en el torneo de verano que organizaron en su cancha, había sido su última competencia.
Julieta Prat: «Fue genial, el reencuentro con las compañeras, poder estar al sol en una cancha. Poder agarrar el palo y poder pegarle un poco a la bocha. La verdad que estuvo espectacular, la pasamos re lindo».
Erika Sosa: «En este 2020 donde la incertidumbre fue el mayor factor que ya en marzo nos hayan dicho que no podíamos hacer lo que más nos gusta hacer fue difícil. Pero la espera valió la pena para volver ahora, reencontrarte con tu grupo, con tu gente, con aquellos que la pasás bien. Que te reís nos hizo disfrutar más la vuelta. Parece que lo extrañamos tanto que reencontarnos ahora fue disfrutar el doble».
Melina Nadal: nos cuenta que «Si tendría que describir todo con una palabra es felicidad; para nosotros es vida estar dentro de una cancha, es lo que nos gusta hacer; encontrarte con tus amigas. Es jugar como chico, salir de la rutina del protocolo, de la escuela, del trabajo, de la familia, de todo. Es ser una nena que esta jugando dentro de una cancha. Felicidad plena».

Natalia González: ‘Nato’ es una ‘todo terreno’ tanto en el equipo donde puede cubrir varios puestos como jugadora o entrenadora como en la organización de todos los protocolos en este caso y en cada reunión en días de competencia. Este viernes, por estar reponiéndose de una lesión de rodilla estuvo a cargo de la práctica reemplazando a Lucho Godo quien no pudo estar. El dato de Nato es que, por su lesión de rodilla, aún renguea caminando y no corriendo, muy raro. Más allá de esto nos cuenta que significó esta vuelta: «Ese rato lo disfruté enormemente. Después de tanto tiempo de pensar, de desear compartir un rato con las compañeras del club; con las charlas y lo chistes de siempre. Obviamente que esto también incluye el deporte y poder hacerlo en el sintético es ideal en este contexto tan particular por el que estamos pasando. Obviamente sin quitar importancia lo que se extraña ir al club, saber que todos los sábados las pasas con tus amigas, correr, transpirar, reirte y divertirte en el lugar en que vos llevas los colores»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *