PABLO VERCELLINO: «ME GUSTARÍA FORMAR PARTE DEL NUEVO PROYECTO»

Al concordiense se le terminó el vínculo con Gimnasia en junio y ahora está a la espera de lo que ocurrirá con su futuro, futbolístico o laboral.

El caso de Pablo Andrés Vercellino es bastante raro en Gimnasia dado que ha sido uno de los pocos refuerzos que se ha mantenido durante varias temporada en un club donde es poco habitual. En un club donde los refuerzos llegan y muchas veces ni siquiera completan una temporada que el concordiense haya estado tres años jugando para el Lobo es todo un hallazgo.
Pero nada se le regaló a Pablo porque todo se lo ganó en la cancha; ya sea jugando como doble cinco o «bancándose» sólo la mitad de la cancha e incluso como volante por derecha. Los técnicos que han pasado por el Lobo en este tiempo lo mantuvieron como titular y él, con los altibajos propios de todo futbolista, le dio cosas importantes a un equipo que rara vez funcionó como tal.
Pablo es uno de los volantes que hoy se denominan «mixtos» ya que marcan y juegan; se adapta a todos los esquemas y aporta goles; no muchos pero siempre espectaculares desde larga distancia. Los hinchas del Lobo recordarán aquellas «dos bombas» a Catriel Orcellet para que Gimnasia ganara un partido chivo ante DePro. Pero, aparte de lo que le brindó al Lobo como futbolista, es mucho más importante o que ha sido como persona, algo que destacan todos con los que se habla en el Lobo.
En junio se terminó su vínculo con el Lobo pero desde abril que está en Concordia donde pasa los días junto a su familia; Florencia su esposa y Tomás, el pequeño hijo de ambos de poco más de un año. Mientras disfruta de su familia, está a la espera de ver qué es lo que sucederá con su futuro. Las opciones pasan porque Gimnasia u otro equipo lo convoque o dedicarse a ejercer su profesión, la de Profesor de Educación Física. Por lo pronto la pandemia le impide ambas cosas por lo que espera ver cuál será su futuro.
Deporte Digital aprovechó esta tranquilidad para conversar con el fútbolista que comenzara en Salto Grande Concordia y ascendiera con Atlético Paraná, club desde el que llegó a Gimnasia.

¿Cómo se compone tu familia?
«Mi familia se compone por mi señora Florencia y Tomás, nuestro hijos de un año y medio».
¿Qué estás haciendo ahora?
«Soy profe de Educación Física y en esa rama todo está muy complicado como el fútbol y el deporte en general por lo que estoy complicado en ese sentido».
¿Cuáles son tus proyectos a futuro?
«Para cuando todo esto pase volveré a ser futbolista o podré entrenar a gente que juegue al fútbol, hacerle entrenamientos específicos para el fútbol a gente de diferentes edades y distintos tipos de torneos. Como en todas las ciudades hay varios torneos y jugadores para poder entrenar. Además tengo proyectado hacer entrenamiento funcional, algo que está bastante en auge y hay gente que necesita y quiere entrenar y es otra de las opciones. Por ahora no lo pienso hacer porque esas actividades, al aire libre, no están habilitadas acá en Concordia. Sí están habilitados los gimnasios y algunas otars disciplinas que son en lugares cerrados con un protocolo bastante estricto».

¿Cómo quedó tu situación con Gimnasia?
Con Gimnasia aún no hablé nada porque falta bastante tiempo todavía y es muy difícil que ellos puedan planificar a largo plazo; más allá que me dijeron que una intención tienen que yo pueda estar para el próximo torneo pero, falta bastante tiempo. Hay que ver lo que sucede, ver cómo se reactiva el tema del fútbol, que va a pasar con el tema descensos. Hay que ver un montón de cosas pero siempre están las puertas abiertas con Gimnasio y tendríamos que sentarnos a hablar en caso de que vuelvan a querer contar conmigo.
¿Pensás seguir jugando o el fútbol profesional, al menos, ya fue?
«Calculo que sí pero dependerá de lo que es lo que suceda más adelante. Por ejemplo, si empiezan los torneos y se juega sin descensos, con equipos que no van hacer grandes gastos en el tema presupuesto va a ser complicado para la mayoría de los futbolistas que tengan que viajar de un lado a otro solamente para cobrar un sueldo medianamente básico. Es entendible que los clubes tengan que realizar menos gastos como para paliar un poco la economía con lo que se está pasando. Gimnasia, por ejemplo, está haciendo un esfuerzo importante para terminar de pagarnos los sueldos a nosotros. Por todo esto habrá que ver más adelante. También habrá que ver si tengo propuestas laborales. Estamos a cinco meses que pueda pasar eso por lo que tendremos que ir viendo».

¿Te gustaría ser uno de los referentes de un Lobo con muchos juveniles?
Si se diera el caso de que hay un arreglo, claro que sí porque es un club que conozco, gente que conozco, chicos que conozco en su gran mayoría. Ellos me conocen también, saben lo que les puedo llegar a dar. Saben en qué y con qué pueden contar conmigo pero eso dependerá de como resulte de este tiempo y de las necesidades de cada uno».

MÁS DE 300 PARTIDOS
Pablo Andrés Vercellino, quien nació el 18 de abril de 1987 en Concordia, debutó en Salto Grande en 2008 para pasar, enseguida a Colegiales, ambos de Concordia, donde jugó hasta 2011. Ahí fue transferido a Atlético Paraná donde juega desde el 2011 hasta el 2014. Vuelve una temporada a jugar en Concordia para Libertad y retorna a Atlético Paraná donde está hasta 2017. En esa fecha llega a Gimnasia donde estuvo hasta junio de este año. Ahora espera poder volver cuando se reanude la competencia en el 2021. Gimnasia tiene la pelota.
De acuerdo al informe de BDFA jugó 310 partidos y anotó 33 goles. En la temporada 2013/2014 fue campeón del Torneo Federal B con Atlético Paraná.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *