NOTICIAS RETRO: POPE CAMPEÓN DEL TC PISTA

Tiempo de quedarse en casa; sin deporte a la vista y de ahí que surgió la idea de recordar algunas viejas historias o no tanto, con éxitos del deporte uruguayense.

Los años terminados en 7 suelen ser felices para Próspero Bonelli, el mayor de los hermanos que corre en el Turismo Carretera desde hace un tiempo. En estos tiempos que no son buenos para el Pope en el que no puede comenzar el torneo 2020 de «La máxima», le damos un mimo en esta primera entrega de «Noticias Retro» con el título logrado en el TC Pista en el 2007. Pope, quien había sido campeón de la Fórmula Entrerriana en 1997 con un Tulia XXV Crespi, fue campeón del TC Pista en una definición terrible. Tras la carrera festejó el Tati Angelini pero luego, no pasó la técnica, y el título quedó para el uruguayense.
Recordamos que, a esta última fecha disputada en el «Gálvez» de Buenos Aires, llegaba Angelini puntero del torneo con 11 puntos de diferencia sobre el uruguayense (130-119) por lo que las opciones no eran demasiadas para Pope que debía ganar y esperar malos resultados de su rival.

La carrera fue un monólogo del piloto del Bonelli Competición y un Ford que siempre rindió muy bien y le ha dado los mejores éxitos a los uruguayenses. Sólo en el final se acercó un poco Oscar Sánchez pero sólo porque Pope cuidó mucho su auto. Pero el triunfo no alcanzó porque Juan Marcos Angelini fue cuarto y con eso le alcanzaba para ser campeón.
Recordamos mezcla de satisfacción y tristeza entre los uruguayenses porque el Pope no había podio coronar la mejor campaña que tuvo en la categoría con 5 triunfos. Se terminó la transmisión de la tele pero, en el autódromo de los Hermanos Gálvez, en Buenos Aires nada se da por finalizado hasta que los autos pasen por la «Deportiva» y la «Técnica». Como no hubo nada Angelini pasó la primeras de las puertas y se quedó en la segunda.

Comenzaron a llegar noticias a «La Histórica». El «desclasificaron a Angelini y el Pope es campeón» fue el mensaje elegido. Prontamente se comprobó que la Dodge de Juan Marcos Angelini no daba la compresión reglamentaria; que ahí mucho tuvo que ver Nico Bonelli para defender el reglamento y el título cambió de mano.
«…a nadie le gusta festejar un campeonato de esta manera pero lo tengo que disfrutar mucho porque hicimos todo lo posible por lograrlo…», dijo pasadas las 15:00 Próspero Bonelli, cuando se enteró en la Técnica que la Dodge de Angelini no la había pasado.

Así Próspero ganó el campeonato con 239,50 puntos, siendo su escolta Juan Marcos Angelini con 225,50 y Mariano Werner, con 156. Trebbiani, con 155,50 fue cuarto y Solis, quinto con 143.
La campaña
5 triunfos: Mar de Ajó (1ª fecha), Comodoro Rivadavia (5ª), Paraná I (6ª), La Plata (15ª) y Buenos Aires III (16ª).
2 veces segundo: Buenos Aires I (4ª) y Posadas (8ª)
1 vez 3º: Balcarce (2ª)
2 veces 4º: Río Cuarto (11ª) y Paraná II (14ª) Abandonó tres veces y fue excluido en una oportunidad. Las restantes quedó 19º y 9º

UNA MULTITUD EN LA PLAZA
Tras confirmarse la consagración comenzó a prepararse el recibimiento para horas de la noche. Así una multitud acompañó al Pope y a todo el equipo del Bonelli Competición desde que apenas llegaron al «Rulo» hasta la plaza General Ramírez, epicentro de los festejos. Hasta el Intendente de ese entonces, Marcelo Bisogni, estuvo presente. Ojalá pronto podamos volver a ver al Pope en la pista recordando que, de manejar no se olvida nadie, y que cuando el presupuesto lo acompañe y tenga un auto acorde, volverá a estar arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *