NOTI RETRO: CARLOS E ILEANA CARREÓN CON LA MISMA PASIÓN

En esto de recuperar lo que consideramos buenas notas, repetimos una realizada en «La Calle» con los hermanos Carlos e Ileana Carreón.

Carlos e Ileana Carreón son hermanos, ambos nacieron en el mes de enero de diferentes años pero, además, muchas otras cosas lo unen. Y dentro de esas cosas la principal es su amor por el tenis al que comenzaron a practicar desde muy chicos. Fueron jugadores y ahora dedican su tiempo a la enseñanza donde también muchas cosas lo unen como la pasión que ponen en ello y el carisma para ser queridos y tener cada vez más alumnos en sus respectivas escuelas.
Comenzaron jugando temprano para esos tiempos y quizás no tanto para la actualidad. Vivian en Caseros pero el Club Tomás de Rocamora los atrapó y «pasábamos todo el día en el club» dice Ileana mientras que Carlos agrega que «no recuerdo otro club en la ciudad con tanta actividad social como el Tomás de Rocamora de ese entonces. La natación y el tenis eran la gran atracción y muchísimas familias pasaban el día en el club».
Ileana nació en Villa Libertador General San Martín y Carlos en nuestra ciudad pero desde muy chicos se fueron a vivir a Caseros por la profesión de su padre, el Dr. Carlos Carreón. Y si bien es raro su amor por el tenis en una localidad donde lejos podía haber alguna cancha hay algunas cosas que lo explican. «Justo era el momento de Vilas. A duras penas lográbamos ver algo por la tele pero fue el incentivo que necesitábamos. E Ileana, además de seguirme a mí, vivió a pleno el boom de Gabriela Sabatini en el tenis» nos aclara Carlos.
Fueron tiempos difíciles. «Éramos un montón de chicos y un frontón para jugar. A lo sumo le pegabas cuatro o cinco veces por día a la pelotita y si le errabas a la primera casi no jugabas» dice Carlos entre risas.
«Y para colmo jugábamos con raquetas de madera que viéndolas ahora y comparando, son muy chicas. Había que mirar mucho la pelota para no errarle».
Carlos es el que más habla aunque parezca raro y agrega que después «mi madre (Leonor Graciela Constante quien fue importante en la carrera de ambos) logró hacer algo parecido a una cancha en el gimnasio del Colegio Nicolás Mugherli de Caseros» y ahí ya decididamente tomaron el tenis como su deporte.

En lo deportivo -pese que Carlitos se enoje- le fue mejor a Ileana quien compitió en alto nivel aunque en aquellos tiempos todo era muy complicado para sumar puntos para el ranking mundial. «No teniamos challenger ni futures como para sumar puntos en el ranking. Para ello había que irse a jugar a Europa y ello era muy costoso». Los dos guardan muchos recuerdos y trofeos de esas épocas pero ya es historia. Su presente es la enseñanza.

Ileana en lo social y Carlos con la competencia
Tras abandonar la competencia llegó el amor por la enseñanza para los hermano Carreón y de esa manera seguir ligados al deporte de su vida. Tanto es así que Carlos lleva 31 años indicándole a chicos-principalmente- como se juega a este deporte e Ilena 23 porque tuvo mayor competencia. Trabajaron juntos unos años en Rocamora pero luego tomaron distintos caminos.

«Fue por tiempo -dice Ileana- ya mi escuela estaba tomando forma y además tenía el negocio (Tennis Sport, de qué otra forma podía llamarse) por lo que no me daban los tiempos y dejé el club».
Allí tomaron otros rumbos; Carlos siguió con la competencia. Un tiempo más para luego sumarse al equipo de técnicos del Gmnasia T.C. e Ileana se inclinó para el deporte social de aquellos que juegan «para hacer ejercicios y pasar el tiempo. Es más, prefiero que no vayan aquellos muy competitivos». De todas formas nos aclara que de su tiempo deja «algo libre para enseñarle a algunos chicos y no olvidarme de ello pero lo social tiene prioridad». Hoy en su complejo de una cancha se está construyendo un tinglado para techarlo y poder trabajar de mejor manera cualquiera sea el clima. Los trabajos están adelantados
Carlos es entrenador de las categorías formativas del Gimnasia T.C: y comprobamos el cariño que le tienen los chicos cuando se entregaron los premios de fin de año en el Lobo. «Trabajar con los chicos es un trabajo que n se ve -dice Carlos- porque los triunfos llegan cuando son más grandes. Pero lo importante para un tenista pasa en esa edad donde se adquiere toda la técnica y se evitan vicios en los golpes»,
Carlos fue el entrenador de toda la vida de Ileana y allí comenzó una carrera muy exitosa que hoy sigue en Gimnasia donde varios chicos ya compiten en el orden nacional pero que hicieron sus primeros pasos en el tenis con él.

2 comentarios sobre “NOTI RETRO: CARLOS E ILEANA CARREÓN CON LA MISMA PASIÓN”

  1. Muy linda nota. Cuantos recuerdos vienen a mi memoria. Lindos y muchos momentos compartidos. Excelentes deportistas (Carlitos e Ileana), grandes personas (Carlos, Graciela, Carlitos e Ileana). Admiración y respeto

  2. José gracias por tus palabras. Vos y un montón más, fueron los que en silencio aportaron mucho para que Ileana pudiera destacarse hace años a nivel nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *