Nico Torres, el abogado defensor

Deporte Digital, esta nueva página apunta a ver la actualidad del deporte pero también a ver otras cosas que hay detrás de cada protagonista. Por eso casi desde que surgió la idea de la página  el apuntado para la primera nota era Nicolás Torres. Primero por su buena labor en la campaña del Lobo como segundo marcador central en el equipo del Beto Acosta pero, principalmente, por sus estudios de abogacía que lleva en forma paralela juntas con la de ser buen padre de familia.

Por eso lo visitamos en su casa, la que comparte con su señora Solana Quinteros, de profesión ingeniera, y sus pequeños hijos. Mora de 7 años y Salvador de 3, hinchas del Lobo como ninguno. Tanto que hasta se pusieron camiseta del Lobo y Morita se pintó la cara para la foto.

Haciendo un poco de historia digamos que Nico apareció en la primera del Lobo en aquellos últimos partidos del club en la Primera B Nacional, cuando los profesionales habían dejado la institución y «los pibes» se bancaron los encuentros ante Ferro y Defensores de Belgrano. Chupete Atún, Angel Gómez, Iván Valente, Lucho González, Iván Pendino y Fiorotto son algunos de los jugadores con los que Nico compartió y que se bancaron esos último partidos en la segunda división del fútbol argentino y posterior descenso al por entonces Argentino A.

Previo a eso se había iniciado en Rivadavia, estuvo a prueba en River pero «no quise quedarme en la pensión del club y cuando volví el Pilo (Luis Benítez) me llevó a Gimnasia donde estuve desde los 12 años hasta que luego de esos dos partidos mi representante me consiguió una prueba en Tigre donde me fue bien, me hicieron contrato  y, con Carusso Lombardi como técnico, estuve cuatro años en los que ascendimos desde la B Metropolitana a la Primera A».

Los caminos del fútbol lo llevaron a Colón de Santa Fe donde «fui dirigido por el Turco Mohamed y estuve dos años previo a pasar al Atlante de México donde no pasé una buena temporada pero estar cerca de Cancún lo paga todo».

Sus dos últimos clubes previo a su regreso al Lobo fueron Quilmes, otra vez con Carusso y Ferro Carril Oeste donde las lesiones lo complicaron. En el 2013 pegó la vuelta «con la intención de tomar ritmo de competencia para retornar a una categoría mayor. Pero uno se encariña con el club, tira la familia, los hijos se afincan y desde el 2013 que estoy en Gimnasia de nuevo». No lo dijo pero lo sospechamos que su retiro será con la casaca del Lobo.

«Hilario Bravi era el técnico -continua diciendo Nico- y me recibió con un ‘ojo que yo no te pedí y no sé si vas a jugar’. Como nunca causé problemas en ningún club y lo mío es solo entrenar y estar a disposición del equipo, ya a los 4 meses había revertido la historia yme pidió que sea referente de los chicos y de ahí en más jugué siempre».

De Educación Física a la Abogacía

 

Y estando en el Lobo resurge una idea que había tenido desde hace tiempo y se encontró con el apoyo incondicional de su esposa, el mismo que había tenido previo al viaje a la experiencia mexicana, para comenzar los estudios de abogacía. «Mi intención era estudiar profesorado de Educación Física pero finalmente me incliné por la abogacía donde ya metí 24 de las 42 materias que tiene la carrera».

Nico es de esas personas que no puede estar sin hacer cosas por esos «mis tiempos se van en entrenamientos, cuidar a los chicos cuando la madre no está y estudiar. Curso los jueves y los demás días los dedico a estudiar para luego rendir».

«Me decidí por esta profesión al haber tenido que luchar mucho contra dirigentes sin escrúpulos que te hacían firmar cualquier contrato. Quise estudiar para defenderme o defender a aquellos que lo necesiten. Seguro que después de recibirme haré una especialización relacionada con el deporte».

Sobre la posibilidad de ser técnico fue claro, «Siempre tomé el deporte con mucha seriedad, siempre traté de ser el primero en los entrenamientos y no tolero que no sea así. Sé que los tiempos han cambiado pero mi prioridad ahora apunta a otra cosa. Y como soy muy cabeza dura y constante espero terminar pronto mi carrera para dedicarme a eso cuando deje el fútbol».

Nico Torres, hoy por hoy es defensor del Lobo pero con un futuro de Abogado que, por la constancia y garra que le pone  a  todo lo que hace, será muy pronto para que Gimnasia tenga a su «abogado defensor».

3 comentarios sobre “Nico Torres, el abogado defensor”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *