Nico Bonelli concluyó una gran temporada

El Turismo Carretera tuvo el domingo, en San Nicolás, su cierre de temporada y una vez más ni el mejor de los libretistas pudo haber escrito un final como el que se brindó con la lluvia como protagonista y poniendo, de golpe, a Agustín Canapino como el campeón cuando, omentos antes de la largada, previo a la lluvia todo parecía perdido para él.

Como ocurriera con Pechito López y aquella mancha de aceite que le dejó el título a Emanuel Moriatis o el choque de Mariano Werner a Matías Rossi para que Guillermo Ortelli fuese otra vez campeón.

Dentro de ese panorama Nicolás Bonelli, quien por primera vez estuvo en la Copa de Oro realizó una carrera inteligente dentro de las posibilidades que daba el Ford en esta fecha para terminar 8º en la Copa de Oro y 12º en el torneo.

En una temporada donde ganó su primera serie que luego se le sacó en forma increíble en el comisariato;  en la que se alternó buenas y malas, terminó con buen final y dando mucha fe para trabajar, durante el receso, pensando en la temporada 2019.

En lo que hace al Pope, en su primera temporada con Chevrolet, no tuvo un buen año aunque, en el cierre pareció verse una mejoría que hace abrir esperanzas de que vuelva a ser protagonista en breve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *