MILI PEREYRA: «FELIZ PORQUE ESTUVE A LA ALTURA DEL TORNEO»

Mili Pereyra, la bochófila más importante con que cuenta nuestra ciudad en la actualidad, regresa de Chicago donde jugó en Panamericano de Raffa Volo.

La uruguayense, que viene de lograr un nuevo título con «su» Sarmiento, corona otra muy buena temporada que la postula a estar en la pelea por la Deportista del Año en nuestra ciudad, título que logró en la temporada pasada.
Previo a tomar el vuelo desde Chicago, Estados Unidos, donde se jugó el certamen; Mili le contó a Deporte Digital detalles de lo vivido.
«La verdad que muy contenta con la labor del equipo donde trajimos medalla de oro en parejas y medalla de plata en individual, tercetos, tiro de precisión y clasificación general».
Mili Pereyra era la única «sobreviviente» del equipo campeón panamericano de Montevideo y casi la única que ha jugado raffa volo, la modalidad en la que se disputó este panamericano. «Jugué en individual, tríos y el partido definitorio de parejas donde ganando asegurábamos el oro. Además tiré en el Panamericano de Precisión. En el individual perdí 15-14 en lo que era la final ante Brasil que fue campeón».

¿Qué balance hacés de este torneo?
«Considero que fue muy bueno teniendo en cuenta que jugamos una modalidad que nosotros no jugamos y fuimos subcampeones compitiendo de igual a igual con Brasil que es la potencia, que juegan todo el año a esto, tienen mucha experiencia, con un equipo muy formado que juegan hace tiempo juntas. Nosotros era la primera vez que nos juntamos, yo era la única que había jugado raffa volo, las más chicas no habían jugado nunca. Teniendo en cuenta eso, que no tenemos canchas para entrenar y que sólo nos juntamos una vez para practicar, creo que el segundo puesto es muy importante y lo valoro muchísimo. Regresé muy tranquila y conforme porque pude jugar bien y en algunos pasajes nos faltó un poco de suerte. En las bochas hay que jugar bien pero también «ligar» un poco».
¿Cómo termina siendo tu año?
«Considero que tuve un buen año en una temporada donde sólo hubo un argentino cuando habitualmente tenemos tres o cuatro. Este año sólo tuvimos el de tríos en Ushuaia donde perdimos la semifinal con Buenos Aires y festejamos otro título con Sarmiento».

Se acercan las Fiestas de Fin de Año y le pedimos a Mili un deseo para el 2020: «Espero seguir representando al país en algún torneo internacional. La verdad que no se qué hay el año que viene; tratar de seguir manteniendo el nivel en los torneos provinciales y argentinos. Seguir mejorando, aprendiendo. De las derrotas también se aprende. Llevo tres años en la selección y crecí mucho. No solamente en el juego sino también en lo personal, de cómo ver las cosas, como tomármelas. No reniego de haber sido subcampeona por lo que espero seguir creciendo como deportista. Seguir teniendo estas oportunidades porque considero que para un deportista no hay nada más lindo que representar a la selección argentina haciendo lo que nos gusta, en mi caso jugando a las bochas. Tengo 24 años y el deporte me ha dado muchas alegrías, he vivido muchas cosas y soy una agradecida a todo lo que me ha dado el deporte».
No podía faltar una reflexión sobre el título de Sarmiento: «Cerramos el año en el club, con Sarmiento, obtuvimos el octavo título consecutivo algo que para mí también es muy importante, muy lindo. Espero poder seguir en el club, seguir manteniendo el equipo y la unión que es o que nos ha llevado a ganar estos 8 años».

UN GRAN ESFUERZO
Como todos los deportistas amateur, donde el único reconocimiento que se tiene es una medalla y algunas menciones en los medios periodísticos, todo cuesta mucho. Cuesta sacarle horas a los estudios, a la familia, a los amigos o al trabajo. Sabemos de los largos viajes que hacía Mili para poder entrenar con el seleccionado y en el final de la nota lo dice. «Termino el año muy conforme con todo, muy tranquila porque el último torneo que fue éste terminé jugando muy bien, a un nivel que yo considero que es bueno. Considero que estuve a la altura al igual que mis compañeras. Lo pudimos hacer bien y estuvimos en el podio, siempre Argentina está en el podio y debe ser valorado porque el esfuerzo que se hace, por practicar, por viajar, son muchos días y todo cuesta mucho lo que debería ser muy valorado».

A CONTRAMANO DEL MUNDO
El juego de las bochas en la forma tradicional está muy «metido» entre los argentinos y creemos que resultará más que complicado hacerlos cambiar por los nuevos estilos que se juegan en el mundo Raffa Volo o Estilo Zerbín. Por esto no sería descabellado pensar en dos competencias que convivan en forma paralela aunque, para esto, será necesario contar con canchas para jugar los nuevos estilos, algo que por ahora no tenemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *