MARIANO TORRESI, UN TALENTOSO DEL QUE DISFRUTA NUESTRO FÚTBOL

Llegó para jugar en Gimnasia en 2016, se afincó en la ciudad y hoy despliega todo su talento en Atlético Uruguay.

Mariano Torresi, el exquisito volante que nuestro fútbol pudo disfrutar jugando para Gimnasia y ahora en Atlético Uruguay. A los 39 le sigue dando a la pelotita, cuidándola como nadie, dándole buen destino, siempre al de la camiseta de su mismo color y sin perder la costumbre de marcar goles aunque ya juegue más lejos del arco en su nueva posición de «doble cinco» donde le gusta utilizarlo a la dupla que dirige al Decano. Va a seguir jugando » hasta que ya no sienta esas ganas, esa pasión que por ahora tengo» como el mismo lo dice. Por ahora lo disfrutamos.
Era una nota que teníamos pautada desde hace tiempo y que, por diversos motivos se fue posponiendo. Esta cuarentena da tiempo para todo y también para charlar con Mariano, tan buen jugador como buena persona.

¿Donde comenzaste a jugar?
«Desde los 8 años en Godoy Cruz donde hice todas las inferiores hasta que, a los 16 años, César Vega me hizo debutar en la Primera B Nacional. Todo un orgullo máxime que es el club del que soy hincha».
Tuviste el gusto de ascender con el Tomba, no?
«Si y fue de lo mejor que me ha pasado en mi carrera. Tras un año en Newell’s Old Boys volví y se dio el tan ansiado ascenso».

Y para recordar ese momento recurrimos al Sitio Andino que refleja lo que fue ese ascenso: «Lo que tanto esperó por años. Desde 1974 que no lo lograba y lo consiguió. Y lo hizo con esfuerzo, con agonía, con esfuerzo y con un arquero espectacular: Sebastián Torrico fue clave y salvó varias jugadas clave. Así, y con goles de Villar y dos de Giménez (había igualado Carranza), Godoy Cruz derrotó a Chicago y ascendió a Primera. Sí, después de 32 años y de doce en la categoría.
El choque de ida había sido empate y la llave estaba abierta. Desde el arranque ambos mostraron sus intenciones y tuvo ritmo vertiginoso. Los dos tenían con que, y fue tanta la paridad que recién se definió en el alargue con los goles del Tanque que hicieron delirar a más de 40 mil personas que colmaron el Malvinas para ser testigos del ascenso del Tomba del Chocho Llop.
Esa noche, el once bodeguero estuvo conformado por Sebastián Torrico; Gonzalo Prósperi, Gustavo Bordicio, Jossimar Mosquera y Silvio Duarte; Matías Arce, Mariano Torresi, Gastón Martina y Diego Villar; Enzo Pérez y Daniel Giménez. Pero también tenía jugadores de la talla de Nelson Ibáñez, Mauro Poy, Jorge Torres, Darío Salomón y Alejandro Abaurre. Daniel Oldrá era el ayudante de campo».

De ahí te fuiste a jugar a Chipre, ¿cómo fue esa experiencia?
«Hermosa, me costó adaptarme pero después fue algo maravilloso y el fútbol europeo es diferente al nuestro. Jugué torneo de Liga y la Copa Chipre pero todo muy lindo».
Llegaste a Sinaloa justo cuando en nuestro país explotó el tema de la efedrina, cómo fue eso?
«Todo muy tranquilo, nunca nadie nos molestó y desde acá no me llegaron comentarios acerca de lo que pasaba lo que, por otra parte, fue lo mejor».
Tuviste grandes compañeros y buenos equipos, ¿cuáles elegis?
«Sin dudas que el Godoy Cruz del ascenso era muy buen equipo, con jugadores como Torrico, Prósperi, Diego Villar, Enzo Pérez o Daniel Giménez. Y como jugador con qué compartí equipo aprendí mucho de Pablo Guiñazú, el «Cholo» sin dudas un enorme jugador».
Y un técnico?
«Sin dudas que mi papá (Luis Torresi) quien me formó desde muy chico y por eso hago mucho hincapié en la formación de jugadores».
Un sobrenombre que pocos conocen
Rastreando en internet por ahí vemos que tiene un «Cali» como sobrenombre aunque acá algunos compañeros, de puro atrevidos que son, lo hayan bautizado de otra forma. Consultado al respecto nos dice que «me lo puso un periodista relatando un gol mío de tiro libre y decía.. cali… cali… calidad, y de ahí me quedó lo de «Cali».
LLEGADA A NUESTRO FÚTBOL
En 2016 Mariano llega a nuestro fútbol para jugar 23 partidos en Gimnasia. «Ese fue mi retiro como profesional nos dice», donde siguió mostrando su calidad previo a la llegada a Atlético Uruguay donde no se le cayó ningún anillo por jugar la competencia local. Hoy es el referente de un equipo que se está acostumbrando a ganar. Y sobre su actualidad nos dice que «A Atlético lo veo muy bien, seguro nos falta mejorar pero vamos en el buen camino».

¿Cómo te ves en el futuro?
«Por lo pronto pienso seguir hasta que ya no sienta esas ganas, esa pasión que por ahora tengo. O que ya lo sufra mucho. Por ahora estoy bien. Después será tiempo de enseñar lo aprendido ya sea en la Escuela que tengo con «Toto» (Juan José Blanc) o de director técnico, algo que me gustaría mucho».

LOS CLUBES DE MARIANO
La larga carrera de Mariano en el fútbol profesional comenzó en Godoy Cruz y termino en Gimnasia y Esgrima aunque ahora siga dándole a la redonda en Atlético Uruguay. En el medio hubo muchos clubes y este es el detalle:
1998-2003: Godoy Cruz.
2003-2004: Newell’s Old Boys.
2004-2007: Godoy Cruz.
2007-2008: Apollón Limassol (Chipre).
2008-2009: Dorados de Sinaloa (México)
2009-2010: San Martín de San Juan.
2010-2011: Instituto de Córdoba,
2011-2012: Estudiantes de Buenos Aires.
2012-2013: Barracas Central de Buenos Aires.
2013-2014: Deportivo Merlo de Buenos Aires.
2014-2015: Deportivo Libertad.
2015: Cipolletti de Río Negro.
2016-2017: Gimnasia y Esgrima (C.del Uruguay).
Desde 2017: Atlético Uruguay.

LA PALABRA DE ROBERTO
Uno que lo conoce bien dado que hace tiempo que lo dirige es Roberto Demus. Al integrante de la dupla técnica Decana junto a Luis Tonelotto le pedimos su opinión acerca de lo que representa para el equipo. «Mariano -nos dice Roberto- para nosotros es muy importante dentro y fuera de la cancha, un referente positivo, un tipo al que se lo escucha e impone respeto hacia sus compañeros. Ejemplo en los entrenamientos y a su vez bastante quejoso pero se le respeta los años jajajaj».

LA ESCUELA Y LA CANCHA DE FÚTBOL 5
Tantos años de fútbol, tanta experiencia y como el mismo lo dijo, «lo que heredé de mi padre» debe tener receptores algo de eso ya está haciendo en la cancha de fútbol 5 que posee en Calle 22 del Oeste 275 esquina Casi Artusi donde funciona su Escuelita de Formación «Dostoques Mariano Torresi» la que tiene junto a Juan José Blanc, el «Toto», el polifuncional jugador Decano. Ahí se trabaja en Conducción, coordinación, técnica en el pase y remate al arco, algo de lo que Mariano sabe como nadie.
Una vez que pase todo esto del Coronavirus que afecta al mundo las clases volverán los días lunes, martes, jueves y viernes a partir de las 18:00. Por lo pronto todos aquellos interesados en sumarse a la Escuela del «Cali» lo pueden hacerlo llamando al celu 3442 462295 donde también se pueden recabar mayores datos.
También en esa dirección funciona la cancha de fútbol 5 de la que se pueden sacar turnos en el mismo celular de la escuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *