LUNA PALMA Y SUS SUEÑOS DE LLEGAR A LA SELECCIÓN NACIONAL

El boxeo uruguayense busca su crecimiento y en esta pandemia conversamos con una de sus representantes.

Luna Palma cuenta con apenas 17 años; hace poco más de 3 que se dedica al boxeo y ya, al final del 2019, tuvo un reconocimiento al integrar la terna de boxeo en la Fiesta del Deporte Uruguay.
Sus pocos años de vida no le impiden ser muy claras en sus conceptos y tener fijos los objetivos en el deporte que la atrapó.
Pelear por un título entrerriano en el amateurismo y poder competir en los nacionales son los objetivos próximos de esta boxeadora de 51 kilos que admira a los integrantes de la Selección Argentina Amateur porque, como ella, hacen mucho esfuerzo para poder entrenar casi 4 horas por día demás de trabajar. Y por esa admiración su sueño es poder integrar esa selección nacional para competir internacionalmente.
Con Luna Palma conversamos para que nos cuente sus sueños de boxeadora que comenzaron antes de cumplir 14 años y que ahora espera se supere esta pandemia para seguir alimentándolos.

¿Cómo se compone tu familia?
«Vivo en Concepción con mi mamá Paola que es enfermera y mi hermanito Francisco de 10 años. En Colonia Elia está otra parte de la familia donde viven mi papá Mariano, con mi hermana mayor (Florencia) y mi abuela (Olga) además de la nueva pareja de Papá (Mónica)».
¿Desde qué edad practicas boxeo?
«Antes de cumplir los 14 años comencé a entrenar en la Academia Amílcar Brusa; arranqué como actividad recreativa pero después comencé haciendo manoplas, a entrenar un poco más y a los tres meses ya estaba entrenando competitivamente».
¿Por qué elegiste el boxeo como actividad deportiva?
«Desde muy chica hago actividades extraescolares, que no tienen nada que ver con la escuela y pasé por muchos deportes antes de arrancar con el boxeo que me atrapó enseguida y ya estoy decidida a seguir».
¿Con quién entrenas en el Club de Boxeo?
«Mis entrenadores son Daniel Olivera y Roberto Obispo con los que entreno hace más de dos años y representamos al Club de Boxeo».
¿Qué categoría sos y cuántas peleas tenés disputadas?
«En el amateurismo no hay categorías por nombre y van por peso. Yo peleo en la categoría juvenil de 51 kilos y he disputado 11 peleas además de dos exhibiciones. Cuando comencé a pelear tuve una racha de empates, después perdí 3 y este último tiempo comencé a ganar y ya suman 4».
¿En tiempos normales como son tus días de entrenamientos?
«Antes de la pandemia veníamos entrenando entre tres y tres horas y media por día. De mañana hacíamos físico, ejercicios de pesas, fuerza y cardio para, por la noche, ocuparnos de la parte técnica del boxeo y también hacíamos ejercicios de cardio. Trote, pasadas y larga distancia. Todo dependiendo de lo que el profe nos va marcando y dependiendo del momento del entrenamiento y si había o no pelea cercana».
¿Qué boxeador o boxeadora tenes como referente?
«Entre los profesionales me gustan Manny Pacquiao y Jesica Bopp porque ambos, cada uno con su estilo, son rápidos, veloces con buena estrategia. Pero a los que admiro más son a los chicos de la selección argentina amateur. A Lucía Pérez, de 76 kilos, que representa a la Selección Argentina de Boxeo y compitió por todo el mundo. Una muy buena boxeadora al igual que las hermanas Sánchez a las que admiro mucho porque lucharon mucho para llegar donde llegaron y son profesionales de alma pero compitiendo en el amauterismo.
«De tener que elegir algunos me quedo con las chicas y chicos de la selección porque es una actividad que seguimos muy de cerca; son muy buenos y tengo contacto con ellos y se del esfuerzo que hacen y la fortaleza que le ponen para seguir adelante».

¿En 2019 tuviste una buena alegría ya que fuiste elegida en la terna de boxeo de la fiesta del deporte?
«No me lo esperaba y me puso recontenta cuando me lo dijeron los profe. Aparte fue bueno porque fuimos con Nicolas Cignarelli también del Club de Boxeo a la terna además de compartirla con Emannuel Roa que fue quien ganó. Pero me puso muy contenta por el hecho de que me elijan porque es un reconocimiento a todo lo que me preparé para demostrar el boxeo que tengo y también que haya una mujer en la terna de boxeo. Es muy importante que se conozca un poco más de que el boxeo, que se sepa del buen nivel que hay tanto en varones como en mujeres».
¿Cuáles son tus objetivos para cuando vuelva la actividad?
«Los objetivos son los mismos que teníamos planeados para este año; poder disputar un título entrerriano y poder competir en los nacionales. Seguramente se tarde bastante con la vuelta dado que formamos parte de un deporte de contacto pero cuando se dé, esos serán mis objetivos».
¿Cuáles son tus sueños a futuro?
«Como boxeadora mi sueño representar a la Argentina; formar parte de la selección e ir a pelear afuera. Creo que sería un orgullo grande poder tener esa oportunidad y es mi sueño. Me encantaría hacerlo realidad.»

Te dejo el final para que agradezca a quien quieras o lo que quieras decir
«Me gusta porque quiero decir que el boxeo no es un deporte de violencia, no es un deporte malo sino que es de estrategia, en el que hay mucho más de lo que el público ve. Detrás de cada pelea hay mucho entrenamiento, mucha dedicación para subirse a un ring.
En lo que hace a los agradecimientos a los profesores , los técnicos, a mis compañeros, al club Parque Sur que nos da lugar para entrenar. A toda mi familia y mis amigos que me apoyaron desde el momento que arranqué a entrenar. les agradezco de corazón porque van a todas mis peleas, me apoyan en todo y donde vayan siempre están. También a los chicos de La Usina que nos prestan sus instalaciones para hacer la preparación física de todos los boxeadores».

OPINIÓN DE ALGUIEN QUE LA CONOCE
Roberto Obispo es quien mejor conoce a Luna en lo boxístico. El nos cuenta las virtudes y lo que tiene que mejorar pensando en el futuro. Como uno de su entrenador nos cuenta que «las condiciones de Luna son excelentes y por ahí los resultados que ha logrado no reflejan todo lo buena que es. Una de las cosas que tuvo que pagar Luna que este grupo de boxeadores es el primero y nuestra primera experiencia como entrenadores y ahí se ve lo que nos falta; un montón de cosas que no hemos podido solucionar. Hemos andado en varios gimnasios, en varios clubes y eso repercute en los chicos y hace que no tengan un entrenamiento tan prolijo como nos hubiese gustado. Otra cosa que tuvo que pagar Luna es ser la única chica en el grupo por lo que nos costó conseguir otra chica para que pueda guantear para entrenar que sería lo más parecido a un combate, algo que chicas de otros lados sí la han tenido. Por eso Luna no ha llegado como nosotros hubiésemos querido a cada pelea.
«Luna es una piba muy técnica, con mucha determinación, ha seguido firme pese a los problemas, entrena con seriedad; una boxeadora con muchos recursos, muy equilibrada. Para aquellos que conocen de boxeo sabe lo que es el trabajo de piernas, manos, de cintura. Ella es una boxeadora muy equilibrada en eso. Porque muchas veces encontrás boxeadores que pegan muy fuerte pero les falta lo otro. Lo que le falta es que superemos todas esas cosas que nos han pasado organizativamente y en la medida que lo vayamos consiguiendo se verán sus progresos. Esperemos que ahora que nos hemos establecido en el club Parque Sur y cuando pase esto de la pandemia poder tener un buen trabajo para poder plasmar en un ring todo lo que Luna es»
.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *