LA PRESIÓN EN LA MARCA, EL ADN QUE IDENTIFICA A ESTE EQUIPO DE AGUSTÍN PUJOL

Rocamora logró un gran triunfo ante La Unión que tuvo la misma marca del logrado ante Racing, fiereza en la marca. Ganó el Rojo 76 a 74.

En la noche del viernes Rocamora entró a la cancha a jugarle a Racing «golpe por golpe» pero, prontamente se dio cuenta del poderío ofensivo de uno y otro; cambió la estrategia y casi desde el final del primer cuarto comenzó a defender cada pelota como si fuese la última y, desde nuestra visión, fue el detalle fundamental para poder bajar al líder.
Anoche se repitió el plato; le daban muchas libertades a los jugadores de La Unión pero, como estos no tienen el mismo poderío ofensivo que Racing, el partido estaba muy parejo aunque «llovían los lanzamiento de 3» de la visita cuyos jugadores tenían mucha facilidad par hacerlo.
Pese a esto, todo estaba muy parejo; la visita ganaba por 3 al cabo del primer cuarto y el Rojo se fue al descanso largo ganando por dos, 39 a 37.
A falta de dos minutos para finalizar el tercer cuarto, La Unión saca la máxima de 13 puntos (58 a 45) lo que hizo comprender a los locales que si no volvían a tener predisposición a la marca como ante Racing, el partido se les iba. Presión bien arriba; con un técnico al que no le importaba demasiado si había errores en ofensiva pero se «volvía loco» ante desatenciones defensivas.


La Unión de Colón ya no tuvo facilidad para lanzar y todo se le hacía más complicado para llegar hacia el aro defendido por el Rojo. Así Rocamora, con unos buenos aciertos de Ferraría y Caire acercó la diferencia y ya el partido tenía otro color.
Fueron tanto a tanto hasta el final con un olor a «suplementario» tal como había sido el encuentro disputado en Colón. Un doble de Bruno Conti puso arriba a los colonense 74 a 73 y con poco tiempo en el reloj.
Pujol pide minutos y diagrama la jugada; Mauro Tarragó recibe sólo en el vértice izquierdo y con sólo 5 segundos por jugarse, mete un terrible triple para que Rocamora pase a ganar por 2 (76 a 64) aunque a la visita le quedaban 5 segundos parara ganarlo o empatar el partido. Pero Germán Frencia no pudo en la última pelota y Rocamora volvió a ganar en su casa apostando a lo que debe ser su ADN en cada presentación, hacerse muy sólido defensivamente.

César Lavoratornuovo con la pelota y la marca de Galo Impini.Cuando el 10 de la visita tuvo facilidades, fue el goleador de su equipo. Después todo fue cuesta arriba.

Los destacados
Franco Ferraría, con 19 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias, y Germán Frencia, con 15, 10 y 4 respectivamente, fueron los mejores valorados del juego. César Lavoratornuovo, asimismo, fue el goleador de la noche con 21 unidades.

(Fotos Carlos Lozano, prensa de Rocamora)