GANÓ AGUSTÍN, EL «GURÍ» YA TIENE SU SUCESOR

El «Gurí» Martínez seguramente ha tenido un más que feliz domingo, su hijo, con apenas 17 años ganó en el TC Mouras.

El «Gurí» Omar Martínez, nacido en Rosario del Tala y afincado en Paraná diseñó una enorme trayectoria en el automovilismo argentino. Su camino arranca en el 1983 en la Fórmula Entrerriana, esa escuela de pilotos que lo catapultó a la Fórmula Renault Argentina (bicampeón 1990-1991) y a seguir con los autos de Fórmula en esa categoría y en la Fórmula 3 Sudamericana. Pero, desde 1991, los autos «de techo» lo atraparon con su debut en el TC 2000 con un Ford Sierra (campeón en 1998 con Honda). También corrió en el Top Race (campeón en 1997 y 2000 con Honda y en 2006 con un Ford Mondeo) pero fue el Turismo Carretera la categoría que lo hizo uno de sus hijos predilectos, debutó como invitado en 1994 y ya no paró. Disputó 24 temporadas, con 362 competencias y dos títulos (2004 y 2015) además de 4 subcampeonatos (1999, 2000, 2001 y 2002). Logró 30 poles, 33 victorias y en 73 oportunidades se subió al podio.
Pero, como canta Andrés Calamaro, «Todo concluye al fin, nada puede escapar, todo tiene un final y todo termina» por lo que el «Gurí» un día anunció que dejaba el TC para desazón de sus seguidores de «la 4» de Ford, de sus hinchas de todo el país y, principalmente, de muchos entrerrianos que lo siguen. Y para hablar de su dimensión nos quedamos con lo que dijo alguna vez Guillermo Ortelli «Estoy convencido que el «Gurí» nos gana cuando él se lo propone».

HABÍA HEREDERO
Pero previo a eso ya había comenzado a «formar» a su heredero, su hijo Agustín; acompañándolo a las carreras de karting de AZKRU e incluso sumándose en algunas fechas. Su máxima felicidad en los comienzos de Agustín, seguro, ocurrió el 24 de mayo de 2015 cuando los dos fueron vencedores de una fecha del Karting Río Paraná. El Gurí ganó la carrera de invitados y su hijo Agustín ganó la prueba de los titulares.

Después de eso, y con apenas 15 años por lo que hubo que pedir un permiso especial, Agustín se subió a un Fórmula 3 Metropolitana para participar de la categoría de monopostos que muchas veces solemos ver en nuestro autódromo.
Pero, todo apuntaba para que el «Gurí» guíe a su hijo para que corra en «la máxima» y ya a los 15 años Agustín estuvo probando un auto del TC Pista Mouras en el autódromo «Cudad de Paraná».
En ese momento el «Gurí» sostuvo que “Ahora quiero poner toda mi energía en el equipo y también acompañar a Agustín en su desarrollo como piloto. Cuando me dijo que quería correr le dije bueno, probemos. No tenía dudas en acompañarlo, pero es chico y el estudio tiene también que ser su prioridad. La verdad que es un estado que solo lo procesa el que lo vive. Difícil de explicar».

Agustín Martínez a pesar de su corta edad acumula experiencia en karting y en algunos autos de fórmula. Sus resultados han sido interesantes. No solamente ha demostrado un crecimiento comprobable sino también su talento como piloto.
Este domingo ganó su primera carrera en la tercera dimensión del Turismo Carretera dando el primer paso de una carrera que, en lo previo, parece ser muy promisoria. Con apenas 19 carreras en la categoría ya suma un triunfo en finales y dos en series.
El camino es largo; el TC muy duro y competitivo pero, si los que saben y dicen que tiene talento aciertan, sumado a un sólido equipo detrás y consejos de alguien que la sabe lunga, se puede augurar un muy buen futuro en este chico entrerriano.
«La verdad que es un estado que solo lo procesa el que lo vive. Difícil de explicar» había dicho cuando Agustín se subió por primera vez a un TCM y eso seguramente le pasó hoy cuando se quedó sin palabras y con más ganas de llorar cuando a Agustín le bajaron la bandera a cuadros y la tele se le fue encima, Emoción plena. El futuro no se hereda. Se sueña y se construye con pasión. Una pasión que en este caso es transmitida de padre a hijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *