FIESTA DEL DEPORTE Y UNA RICA HISTORIA

La Fiesta del Deporte la inició en 1974 el Diario La Calle de Ricardo Sáenz Valiente en ese entonces. Guillermo Bevacqua lo cuenta de la mejor manera.

La tradicional esquina de las calles Rocamora y Eva Perón, precisamente en el salón donde hoy funcional un casino, un 6 de enero de 1974 fue escenario de lujo, para la primera Fiesta del Deporte Uruguayense.  Organizado por el diario La Calle, que cumplía en  ese día 30 años de su aparición, tuvo lugar el primer acto de reconocimiento colectivo a los deportistas, que sin vestigio de profesionalismo alguno, otorgaban siempre un lugar destacado al deporte uruguayense;  casi, como si fuera un homenaje al deporte que tantas figuras  había aportado a nivel nacional, fue el atleta Hugo Meriano, el deportista elegido como más destacado.

Hubo una edición más organizada por el diario La Calle: en esa celebración, los responsables de la página deportiva del diario sugirieron al Director Ricardo Sáenz Valiente, imitar lo que había hecho la revista El Gráfico en su prestigiosa celebración: a la figura destacada en cada disciplina  le obsequió en lugar de un trofeo, un mural de la tapa de la revista, con la foto del premiado. A Sáenz Valiente le gustó la idea –y como nunca se anduvo con “chiquitas” mandó hacer los murales-, y Jorge Luis Rodríguez –que además de ser redactor era un excelente fotógrafo-, se encargó de sacar las fotografías y hacerlos. Fueron una novedad y un recuerdo hermoso.

Primera fiesta organizada por La Calle y con el Director Ricardo Sáenz Valiente y el por entonces gobernador de la provincia, Enrique Tomás Cuesta.

Luego esta celebración que se ha convertido en justo y necesario reconocimiento a todos los deportistas, aún en el más humilde pueblo de nuestro territorio nacional, fue realizada por distintas instituciones u organizaciones sociales.  El crecimiento ha sido natural y es bueno, pero ha determinado que se apelara al “principio de subsidiaridad”, tan bastardeado  en la actualidad,  pero que posibilita  colaborar con aquellas organizaciones  que se ven imposibilitadas de cumplir con sus buenos propósitos.  Así el Sindicato de Prensa, el Club Gimnasia y Esgrima (estadio Núñez fue el escenario elegido para concretarlo) y el Círculo de Periodistas, tomaron la posta. De este modo, en la actualidad, el municipio de Concepción del Uruguay, ha pasado a ser parte activa en lo que ya es tradicional: la Fiesta del Deporte Uruguayense, contando con la inestimable colaboración del Círculo de Periodistas Deportivos que aportan el bagaje inestimable de su conocimiento y experiencia en una rigurosa selección.

Todos los ganadores de terna y con menciones. Mili y Pablo fueron los elegidos de la última.

Por eso el viernes nos congregamos en el emblemático espacio donde tuvieran lugar trascendentes momentos de la Historia Argentina, para premiar a aquellos que con pasión,  con humildad y entusiasmo amateur, desarrollan sus capacidades deportivas, sabiendo que –en la mayoría de los casos- el único premio lo constituirá el haber competido.

La foto principal muestra a Guillermo Bevacqua entregando su premio a Norma Rogatky, atleta del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *