EL TURF LOCAL CON MUCHAS GANAS DE VOLVER

Bajo el título de «Concepción del Uruguay sólo piensa renacer» la Federación Argentina de Jockey Clubes e Hipódromos da a conocer el estado de los trabajos en el hipódromo local.

El Hipódromo del Jockey Club Concepción del Uruguay, ubicado sobre la Ruta Nº 39 y a unos 10 kilómetros de la ciudad mencionada, es uno de los tantos escenarios turfísticos de la Provincia de Entre Ríos. Su pista tiene 1900 metros de elipse por 20 de ancho, con un boquerón que permite correr 700 metros de recta.
El cotejo principal del calendario es el Gran Premio General Don José de San Martín, cuya distancia fue variando con los años; durante mucho tiempo se disputó sobre la milla, y por lo general suele congregar a los mejores especialistas del Litoral. Sus últimas ediciones fueron ganadas por Vinart (2016) –foto- y Stay Near (2017), ambas en el tiro de 1.400 metros, y el escenario ya no tuvo más actividad desde el 20 de agosto de esa temporada.
Tras la Ordenanza Nº 10.218 del Concejo Deliberante que autorizaba las tareas de reparación y recuperación del hipódromo, a comienzos de 2018 se aguardaba el reacondicionamiento integral de la cancha principal y de la auxiliar. El proyecto incluía la realización de una altimetría, la reubicación de los drenajes para la circulación de agua, la construcción de un nuevo contrapiso, el levantamiento en 40 centímetros del nivel de la pista, y el reemplazo de las viejas barandas –de hormigón y madera- por otras de PVC autorizadas internacionalmente.
Pero todo quedó en la nada por desidia e inoperancia pues ya no volvió a correrse desde el 20 de agosto de 2017 –reunión con varias rodadas por el estado del terreno-, y recién a fines de noviembre de 2019, con la asunción del ex futbolista Rubén Darío Restaino como nuevo titular del Jockey Club Uruguay, se renovaron las ilusiones para reactivar a “La Histórica”.
“Queremos unión con los demás Jockey Clubes de Entre Ríos, una unión verdadera que siempre se intentó y nunca se logró, para reforzar y tratar de reactivar junto con los haras para darle un impulso a la actividad de toda la provincia. Falta organizarse. Lo que pasó en Concepción del Uruguay no fue culpa de una sola comisión, fueron muchos años de decaimiento, de malas ideas, no se hacía nada por el hipódromo que es el más lindo de la Mesopotamia. Y encontrarlo así, arruinado totalmente, fue tremendo”, señala Restaino.
“Llegamos justito, porque al Jockey Club le estaban por ejecutar la personería jurídica, pudimos revertirlo con gente amiga de afuera, poniendo plata para pagar las deudas que eran muchas, y ahí nos pusimos a trabajar nomás. Se hizo una elección como debía ser, todo por derecha. Y parece mentira pero nos llegaron cartas documento de quienes no querían que el hipódromo resurgiera. Le estamos poniendo todo, faltaría tirarle unas camionadas más de brosa fina que falta, y el resto de arena”, agrega el novel dirigente.

“Estamos un poquito complicados con la compra de las barandas, por la pandemia las empresas tienen otras preocupaciones, aparte nos salía 45.000 dólares para toda la pista, hoy inalcanzable. En estos meses los muchachos que me acompañan confirmaron que están para ponerle el hombro, es toda gente honesta y laburadora, sobre todo ahora sin ningún ingreso. Habíamos preparado los comedores y unos salones que tenemos para organizar alguna fiesta a beneficio, cenas bailables, pero por el virus no pudimos hacer nada. La sede está alquilada, es una herencia que recibimos, le quedan todavía 3 años a la empresa que explota la agencia y el bar. De ahí se paga a una empleada que está de mañana, nosotros damos los permisos oficiales de las caballerizas, y toda la región viene acá”, manifiesta.
“Creo que lo que hemos hecho no es poco, se hicieron todas las calles internas, el municipio fue la base fundamental en todo esto, siempre apoyando, tanto la gestión saliente de José Eduardo Lauritto como la actual de Martín Oliva, aunque entendimos que en estos momentos hay una preocupación sanitaria y todos aportamos desde nuestro lugar. Esto era tierra de nadie, por suerte ya está casi organizadito todo, faltan las barandas pero es una cancha espectacular, la hizo el ingeniero uruguayo Cristina con los ingenieros Rojas y Pérez de acá de Concepción, quienes están ejecutando la obra. Se armó un grupo humano extraordinario, de gente de la zona que conoció todos los vaivenes de estos años, gente que quiere el Turf, todos nuevos en la dirigencia, y no vemos la hora de ver brillar la arena otra vez en Concepción del Uruguay”, expresa con fe.
En febrero del corriente año, con las obras previstas finalizadas en un 55%, se especulaba con reabrir en el último fin de semana de marzo, o a inicios de abril. El coronavirus lo evitó, y marcó otro paréntesis obligado. “Había 17 caballos, ahora tenemos cerca de 80, la actividad está necesitando correr a puertas cerradas si no se puede con público, pero correr pronto, con los cuidados que se necesiten, para lograr mantener los patrones como también el trabajo de peones, jockeys y entrenadores. Además este es un predio de 36 hectáreas al que debemos poner en valor para la hípica”, refiere sobre la actualidad.
“Ahhh… estamos refaccionando todos los boxes, y la semana pasada se adquirió un tractor”, remata Rubén Restaino. Quien, secundado por el vicepresidente Juan Merello, el vicepresidente segundo Guido Moscatelli, el secretario Héctor Ferragu y los otros 19 integrantes de la Comisión Directiva, sueña con un porvenir reluciente para el óvalo del que surgió una vez el notable Vitelio (Claro y Virsha), destacado ganador cuadrero antes de encarar hacia las luces de los máximos.

(Las fotos que ilustran esta nota corresponden a un GP «General San Martín» con la tribuna principal y la chica, ambas repletas de gente).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *