DELFINA: «PUEDO ENTRENAR PORQUE MAGUI ME PRESTA SU BOTE»

A la palista de Regatas Uruguay se le rompió el bote y espera repuesta de una promesa hecha desde el Municipio.

Delfina Basconcel es una exitosa palista uruguayense que forma parte de esa gran camada que disfruta el club Regatas Uruguay y que lo ha posicionado en lo más alto del canotaje argentino.
Delfina hace muchos años que forma parte de los seleccionados argentinos con éxitos continuos que la posicionan como una de las mejores del país en su categoría además de la enorme proyección que tiene por su jerarquía y, principalmente, por su contracción al entrenamiento.
Previo a la pandemia la palista «Celeste» había conseguido clasificarse para el mundial de maratón que debía disputarse en Noruega, entre otros logros que, más tarde, frenó la pandemia.
Pero no todas son rosas para la uruguayense porque se encuentra en un deporte donde los atletas deben conseguir tanto recursos para poder viajar a una competencia internacional como contar con sus elementos para poder entrenar. Y lo principal para Delfina es su bote, el que tiene desde hace ya cinco años y que, en estos momentos, ya no está utilizable ni para entrenar pensando en la alta competencia.

Esto del bote es un problema que la palista afronta desde hace tiempo (ya tiene 5 años) por lo que se comenzaron las gestiones ante el anterior Intendente Municipal para que se adquiera, por parte del municipio, un nuevo bote para Delfina.
Las gestiones fueron exitosas e incluso de parte del Dr. Lauritto se firmaron los documentos para que desde el municipio se compre el bote.

Pero… se fue Lauritto… asomó el Covid-19 y desde el entorno de la palista nos comentan cómo fue la historia «en marzo del 2019 arrancamos con las gestiones para conseguir un bote para Delfina y luego de varios idas y vueltas se consigue que se firme el acuerdo con la ayuda a Delfina. Después nos dicen que todo tiene que pasar por el Consejo Deliberante. Así se hizo y desde el Consejo se aprobó el aporte para la compra del bote pero justo arrancó la pandemia y ahora estamos sin novedades». El dato que también hay que tener en cuenta es que lo que se le daba a Delfina en su momento alcanzaba para un bote acorde a lo que se compite. Como los valores son en dólares este importe hoy alcanza para un bote de regular condiciones por lo que sería bueno también revisar esa cifra.
Así dadas las cosas consultamos a Delfina como se las arregla en este tiempo para poder entrenar. La palista nos cuenta que «El bote se me terminó de romper ahora por lo que no tengo bote para entrenar y sólo puedo hacerlo porque Magui (Garro), quien está entrenando con el seleccionado argentino en Nordelta, me ha prestado su bote».
Así dadas las cosas Delfina espera una respuesta de los responsables de este tema porque, si bien por ahora no hay competencia, el tiempo de entrenamiento que se pierda ahora se lamentará después. Y para poder entrenar de la mejor manera es importante un buen bote y por todo lo que Delfina le ha dado al deporte uruguayense, se lo merece.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *