C. del uruguay: «yo no abandono»

En estos tiempos cuando el «yo no abandoné» está tan de modo entre los hinchas del fútbol, principalmente de los dos equipos más importantes del país, ahora la historia nos toca de cerca porque el choque entre los seleccionados de nuestra ciudad y el de Paysandú A por la Copa Binacional no se pudo terminar porque los sanduceros no quisieron seguir jugando disconformes con los fallos del inconmovible Jorge Cacciamale.


Una pena porque muchísima gente de nuestra ciudad se había dado cita para ver en acción a los dirigidos por Marcelo Quinteros que tenían que revertir el 3-4 de la ida de la semana pasada.
Pero sólo hubo algo más de 30 minutos de juego con los uruguayenses tuvieron la pelota y los uruguayos las oportunidades de gol. Todo tranquilo hasta que el juez mandó a los equipos a refrescarse por la agobiante jornada que se vivía en el «Francisco Carnemolla» de Social y Deportivo Ñapindá. Cuando volvieron a jugar todo cambió. Enzo Pico, quien había quedado fastidiado por una falta de Gabriel Padilla cuando comenzaba el torneo, le entró muy feo al goleador uruguayense y como ya estaba con amarilla, el juez la repitió y detrás llegó la roja.
Fue el principio del final; todos los jugadores de Paysandú se le fueron encima; le arrebataron las tarjetas y al grito de «no sea maloooo» pedían que se revea la sanción. Pero Cacciamale fue más allá y expulsó a Algalarrondo y Gillama. Impecable lo del árbitro cuyo único error fue no amonestar a Padilla en aquella jugada.

Los sanduceros se llevan por delante a Jorge Cacciamale quien se mostró firme en sus decisiones.

Entraron dirigentes a la cancha; jugadores que intentaron hacer revertir la historia  y sólo faltó que Claudio Aguirre le dijera a su par sanducero «vení a jugar, no somos tan buenos, podés ganar» parafraseando a Rodolfo D`Onofrio con Daniel Angelici .
No hubo forma de convencerlos y luego de una espera de 30
minutos el juez decidió dar por finalizado el encuentro ya con los uruguayos en zona de vestuarios y así, creemos -porque no recordamos otro- que presenciamos el primer abandono en un C. del Uruguay-Paysandú, muy común en otros tiempos y de rara disputa ahora.

Colón no pudo

Marcos Leyes acaba de convertir su gol y lo festeja. Colón tuvo su momento y no lo aprovechó.

Tras un largo paréntesis salieron a la cancha los seleccionados de Colón y Paysandú B que había ganando 1 a 0 en la ida. Los de Colón con una legendaria pareja de centrales conformada por Silvio Giovenale y Oscar Perrón fueron más en varios pasajes del partido aunque a la hora de llegar al arco contrario no tenían demasiadas ideas. Se fueron al descanso en blanco y cuando volvieron se vio lo mejor del local y llegó a la apertura del marcador a través de Marcos Leyes. Pareció que con el envión se lo llevaba por delante a la visita, todo hasta que, por derecha avanzó Nicolás Duarte y desde muy lejos metió un zurdazo impresionante que se coló en el segundo palo del arquero colonense. Después Colón intentó ir en busca del gol que llevara la serie a los penales pero Paysandú se defendió con criterio. Arbitró el uruguayense César Vereda que también debió lidiar con un clima de violencia ante cualquier choque.
Así Uruguay y Paysandú B se metieron en semifinales del Torneo Integración Binacional Argentina – Uruguay “Julio Gustavo Gentile”, que parece poder integrar poco pero, al menos, no se les ocurrió ponerle Amistad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *