ALMAGRO LE PONE EL PECHO A TODO

Almagro no es un club como cualquier otro de la ciudad; quizás sólo comparable con Parque, su clásico barrial, pero que debe sortear aún más dificultades que los sureños.

Enclavado en el Barrio América nada le ha sido fácil y menos aún en esta época de tanta crisis en el país donde todo se multiplica, principalmente la pobreza. Y de eso ese barrio sabe bastante.
En el fútbol, al Taita, todo le cuesta partiendo de la base que siempre tiene que ser visitante cuando debe jugar en el torneo local o Provincial cuando le ha tocado participar.
Por eso su presente lo muestra tratando de habilitar su cancha para jugar en las categorías mayores. «Estamos trabajando tratando de habilitar nuestra cancha para las categorías mayores» nos dice su presidente el «Tano» Fabián Romero quien agrega que «los fondos los conseguimos a través de un bono con lo que nos ayudan los socios y allegados».
Por lo pronto la prioridad pasa por «poner postes, cerrar perímetro, «pulmones» y entradas de visitantes que es lo que nos pidieron para habilitar la cancha».
Parece poco pero con el esfuerzo que se hace no lo es. El propio presidente nos dice al respecto que «si bien no es mucho, a nosotros nos cuesta bastante».

Pero «jugar» no es la única preocupación de la dirigencia de Almagro y aquello de la crisis del país viene a la mente con el siguiente comentario del «Tano», «Esto nos permitirá, además, seguir apostando a la contención que se hace con cerca de 250 chicos y chicas del barrio que hoy por hoy practican en nuestro espacio. Además se trabaja con un merendero para la mayoría de ellos».
Pero Almagro tiene varias aristas, esta de sus dirigentes haciendo lo imposible por crecer; su gente que llena las canchas cuando juega su equipo como ningún otro en la ciudad y aquellos que rompen o roban lo que se puede ir armando.

«Eso da una bronca bárbara pero vamos a seguir por los pibes y el club aunque representa un bajón para la comisión directiva y la gente que trabaja. Pero no vamos a bajar los brazos, vamo a seguir luchando y peleando por el club y los chicos».
Pero la pobreza no es el único problema por el que pasa nuestra sociedad, hay algunos peores y entonces todo lo hecho se va en una noche. «Hace unos días nos encontramos que de diez poster sólo dejaron tres además de otros destrozos. Eso sí, necesitamos ayuda y apoyo porque el trabajo social que hacen hoy día los clubes es importantisimo. Más aun Almagro por la zona en que se encuentra y su popularidad».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *