Acosta seguirá teniendo la pelota

El fin de año llega con una buena noticia para Gimnasia y Esgrima: el técnico Norberto Acosta arregló su continuidad junto al cuerpo técnico que lo acompañó en la temporada pasada, el ayudante de campo Gastón Fiorotto y el preparador físico Ariel Román.
En diciembre se termina el contrato del técnico que, luego de mucho tiempo, llevó a Gimnasia a la clasificación para la Zona Campeonato en la que peleará por volver a la Primera B Nacional a partir de febrero del año próximo. Tras la finalización de la primera fase comenzaron las conversaciones para su renovación. Como en toda negociación hubo un “tire y afloje” algo que, por momentos, hasta hizo peligrar la renovación pero felizmente hubo acuerdo y el técnico que ascendió a Juventud Unida estará buscando lo mismo con el Lobo.
Acosta no tuvo un buen comienzo en Gimnasia; agarró al equipo que dejó Carlos Roldán en Zona de Reválida pero con buen puntaje. No lo acompañaron los resultados y recién en la última fecha ante Depro, consiguió la tan ansiada renovación de pergaminos como habitante del Torneo Federal A.
Tras eso Acosta rearmó el plantel; trajo refuerzos que tuvieron irregular rendimiento. Rindieron algunos y otros no pero el equipo obtuvo los resultados que lo llevaron a estar segundo en la zona y llegar de la mejor manera a lo que viene.
“Ahora no tenemos excusas. Armamos el plantel a nuestro gusto y no queda otra que clasificar” dijo Acosta en el comienzo de esta nueva temporada 2018/2019. Cumplió y la dirigencia del Lobo actuó con coherencia por lo que el 7 de enero estará en el Núñez para comenzar los trabajos pensando ya en la segunda fase.
Habrá que ver qué es lo que pasa con el plantel dado que algunos jugadores no rindieron y quizás se quiera incorporar alguno dada la posibilidad que otorga el Consejo Federal tras estas vacaciones de fin de año. Los cupos son dos y un tercero en caso de lesión.
Gimnasia no tuvo gol en sus delanteros, es algo que preocupa y a lo que se apuntaría para esta nueva etapa. Luciano Leguizamón, Ricardo Bernay y Pablo Vercelino, todos los 3 tantos, fueron los goleadores del Lobo.
Por lo pronto lo bueno pasa por la recuperación del Tucu Rodríguez y Juan Manuel Ferreyra, dos jugadores muy tenidos en cuenta por Acosta. La mala pasa porque Luciano Leguizamón aún debe cumplir dos fechas de las tres que recibió tras su expulsión en Camioneros. Las apelaciones de Gimnasia para reducirlas aún no han dado resultado.


Algunos datos
Gracias a la gentileza de Sergio Pilepich, el de estadísticas más completas, damos un breve pantallazo de lo que hace sido la campaña de Gimnasia con Beto Acosta como técnico.
En la Reválida de la edición 2017/2018 jugó 10 partidos de los que sólo gano 2, empató perdió 5 con 12 goles a favor y 16 en contra. Sumó 9 puntos sobre 30 posibles, apenas un 30%.
En la edición 2018/2019 jugó 16 partidos de los que ganó 6, empató 6 y perdió 4 con 20 goles a favor y 14 en contra. Sumó 24 puntos sobre 48 posibles, para un 50%.
Acosta también jugó dos partidos por Copa Argentina, ambos ante Depro donde ganó la ida y perdió en la revancha quedando eliminado por diferencia de goles.
El resumen total da cuenta que jugó 28 partidos de los que ganó 9, empató otros 9 y perdió 10 con 34 tantos a favor e igual cantidad en contra. Totalizó 36 puntos sobre 84 posibles para un promedio de 42,85%.

Pero lo importante de la campaña de cierre del año que está quedando atrás es que se volvió a ganar y a sumar bastante fuera del Núñez, algo que tampoco ocurría seguido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *