paletas para un ser muy especial

Gustavo «Pity» Gandulla es alguien que se ha hecho querer en el mundillo del padel o del fútbol de profesionales. Todo un personaje muy imposible no apreciar.

Si pensáramos que al cariño podríamos comprarlo con dinero o algún otro elemento de valor estaríamos mintiéndonos a nosotros mismos y seguramente lo que recibiríamos no sería otra cosa que amistad por conveniencia. En el padel hay un tipo que se ha hecho querer, no por ser un gran jugador aunque juegue bien; no por ser un gran colaborador con la organización aunque siempre esté disponible; sí por ser alguien que, por su forma de ser, se ha ganado el cariño de todos y él sabe que es así aunque, casi siempre, traten de «maltratarlo» porque esa es su esencia y en ella se siente bien. Los propietarios de Locos x el Padel ya han tenido algunos gestos que hablan de ese cariño del que hablamos poniéndole, a la cancha uno de su complejo, el nombre de quien hablamos, dejando que la dos lleve el nombre de Pablito Tegli. Ahora Celo Argachá, junto a Diego Alba se unieron para confeccionar una paleta con el inconfundible rostro de Gustavo «Pity» Gandula. La pidieron a la fábrica a la cual Alba representa y ya están en nuestra ciudad. Se llaman «Locomotive Pitigan» y pueden ser adquiridas en el complejo o en Padel Net.
Dicen que no hay que temer demostrarlo porque el cariño es más que dinero, y un gesto tendrá más significado que cualquier regalo costoso.

Para conocer aún más sobre las razones de esta elección consultamos a Celo quien nos dijo: «Todo arrancó como una broma porque le dije a Diego que las paletas eran muy aburridas que necesitaban un cambio de imagen. Y ahí surgió la idea de hacerla con la cara de Piti».
«Así, todos los que lo queremos nos asegurábamos tener una paleta con su cara, jugar con ella y, obviamente, poder «gastarlo» y todo eso. Después teníamos que ver el diseño y, por cómo es, por cómo se viste tenía que tener algunas flores, colores y así se fue diseñando con diversas fotos que les fui pasando a Diego».
Y hay que decir que fue todo un éxito porque «en el primer día se vendieron el 80 por ciento de las paletas pero lo que más nos interesaba era tener «esa paleta» por lo que Piti representa para todos nosotros».

Piti con alguno de sus numerosos amigos. Un ser muy querible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *